Las apps que se llevan la palma

Javier Armesto Andrés
Javier Armesto REDACCIÓN / LA VOZ

MERCADOS

Wolfgang Rattay

Netflix, en servicios de «streaming», es la aplicación más utilizada por los españoles, según el estudio de Smartme Analytics. Crece el interés por los servicios de finanzas y restauración

30 sep 2019 . Actualizado a las 23:55 h.

Cuando hace poco más de una década el primer iPhone inauguraba la era de los smartphones, nadie pensaba que aquel dispositivo iba a convertirse en la puerta de entrada de gran parte de las actividades humanas, desde el trabajo al juego, pasando por el ocio y la información. Mucho menos que acabaríamos viendo series y películas a través del teléfono móvil, que entonces tenía una pantalla de solo 3,5 pulgadas y cuyo precio no estaba al alcance de todo el mundo (visto hoy en día, los poco más de 400 euros que costaba el iPhone original lo sitúan en la categoría de gama media).

Pero la irrupción de Android y por tanto la competencia no solo a nivel de software, sino también entre fabricantes de hardware, propició el irresistible avance de una herramienta con la que hoy en día gran parte de la humanidad puede llevar literalmente su vida en el bolsillo. En ello ha tenido mucho que ver el modelo de las tiendas de aplicaciones, inicialmente circunscritas a las propias marcas de tecnología pero que rápidamente se abrieron a todo el ecosistema empresarial. Las apps eran inicialmente como las páginas web de la primera revolución de Internet a finales de 90 -una forma de acceder a la incipiente audiencia digital en busca de nuevos nichos de negocio-, pero han devenido en la principal puerta de entrada a todo tipo de servicios para millones de personas.

 Tener una aplicación móvil es clave para cualquier compañía que quiera expandir su negocio (o simplemente sobrevivir en la economía cloud del siglo XXI). Por primera vez en España, una empresa pionera en el uso de tecnología observacional ha conseguido ofrecer datos de posicionamiento y cuota de mercado de las principales apps.