Mijail Fridman, de fletar el Prestige a reflotar Dia

La Voz

MERCADOS

Sergei Karpukhin | Reuters

Su nombre comenzó a acaparar titulares en España hace ya más de un año. Cuando en enero del año pasado se hizo con el 25 % del capital de la popular cadena de supermercados

20 may 2019 . Actualizado a las 08:12 h.

Su nombre comenzó a acaparar titulares en España hace ya más de un año. Cuando en enero del año pasado se hizo con el 25 % del capital de la popular cadena de supermercados Dia, donde unos meses antes, en el verano del 2017, había puesto un pie para hacerse con el 3 % de la empresa.

Pero lo cierto es que su sombra ya era alargada -y negra, muy negra- en suelo -o más bien el mar- español. Sobre todo, en Galicia. Porque, aunque muchos estén a punto de descubrirlo ahora, mientras leen estas líneas, Mijail Fridman (Lviv, Ucrania, parte de la Unión soviética cuando él nació, en 1964) lideró el consorcio de empresas rusas que fletó el Prestige. Aquel que en noviembre del 2002 tiñó de luto la costa y el corazón de los gallegos (y de los no gallegos). Posee la séptima mayor fortuna de su país. Forbes la calcula en 15.000 millones. Y buena parte de esos posibles los amasó con el petróleo, negocio sobre el que cimentó su leyenda. También la negra.

De origen judío (tiene también la nacionalidad israelí) y residente en el Reino Unido, es el dueño del holding luxemburgués LetterOne, a través del cual mueve su patrimonio, engrosado a lomos de la liberalización que siguió a la desintegración de la URSS.