«No hay que ponerse límites; si alcanzas un reto, a por otro»

Un trabajo suyo publicado en una revista científica acaba de ser galardonado con el premio Valentín Paz Andrade

.

Redacción / La Voz

Licenciada en Matemáticas por la USC y máster en Economía y Gestión, Pilar Magdalena (Vigo, 1973) es una corredora de obstáculos que acaba de ver recompensado su esfuerzo con el premio de Investigación en Economía Valentín Paz Andrade que el Consello Económico e Social de Galicia, junto con la Universidade de Santiago le concedieron por un trabajo sobre los condicionantes socioeconómicos de la obesidad infantil. Formó parte de su tesis doctoral y lo compartió con quienes dirigieron su estudio, los profesores Manel Antelo y Juan Carlos Reboredo.

-¿Satisfecha con el premio?

-Es un inmenso honor, porque las instituciones que lo conceden valoran la utilidad de la publicación. Con los resultados de la tesis doctoral publicamos tres artículos en revistas especializadas. Uno de ellos, Obesity: a mayor problem for Spanish minors, publicado en Economics and Human Biology, es el que recibió el premio. La OMS ya calificó la obesidad infantil como uno de los problemas más graves del siglo. Nosotros lo estudiamos desde el punto de vista económico y social. Trabajamos con microdatos, los sometemos a un proceso de depuración y aplicamos módulos matemáticos para ver si existen desigualdades sociales en los niños entre 2 y 15 años que sufren obesidad.

-¿Cuáles fueron los resultados?

-Los que tienen más riesgo son los varones menores de 10 años que viven en hogares con más miembros, con un nivel de educación de sus familias bajo y un nivel de renta también bajo, además de hábitos de vida poco saludables: sedentarismo, menos horas de sueño, consumo de carnes y de pasta... Y hay diferencias entre las comunidades autónomas; contra lo que pueda parecer, los peores casos no se dan en Galicia, sino en el sur. Confirmamos que existen esas desigualdades y que el principal factor que las producen es la renta del hogar, seguido del nivel de educación.

-¿Cómo se pueden aplicar estos resultados a la sociedad?

-Es una información muy valiosa para el diseño e implementación de políticas sanitarias. Los resultados pueden ser muy útiles. Pero además, ha dado visibilidad a esas horas de trabajo. Para mí es una motivación para continuar con esa inquietud.

-¿Lo compatibilizó con su trabajo en Povisa?

-Empecé a trabajar en Povisa en el 2001 y al año siguiente empecé a dar clase en la Escuela Universitaria de Povisa. En el 2005, ya trabajando, hice el máster en Economía y Gestión de la Salud y del 2011 al 2015, la tesis doctoral en Economía para la Salud, en el departamento de Fundamentos de Análisis Económicos. Así entré en el mundo de la econometría, en la aplicación de las matemáticas a la salud, y hasta ahora, lo he hecho todo en mi tiempo libre. Trabajo en la dirección del servicio de sistemas y doy clases en la escuela, así que el tiempo que me queda libre lo dedico a la investigación, y me gustaría poder seguir haciéndolo.

-¿En qué consiste su trabajo como subdirectora de Sistemas de Povisa?

-Dirijo el servicio informático y trabajamos en tres áreas; la primera es la tecnológica, la segunda es el desarrollo de software, y la tercera, que es la que está arrancando y la más novedosa, tiene cada vez una demanda mayor, porque se refiere al análisis de datos.

-Le apasiona su trabajo.

-Intento disimularlo, pero sí, me apasiona.

Pilar Magdalena lleva años compatibilizando sus responsabilidades en Povisa con la investigación. | m. moralejo

«La información en tiempo real es clave en la gestión del hospital y para ayudar al médico»

El departamento de Sistemas que dirige Pilar Magdalena en Povisa maneja a diario miles de datos que llegan de las diferentes áreas del hospital.

-¿Qué utilidad extraen de la ingente cantidad de datos que manejan a diario?

-Hoy en día es necesario tener la información en tiempo real, que es clave en la gestión del hospital y para ayudar al médico en su diagnóstico y en la toma de decisiones. Nosotros además tenemos una política fuerte en la gestión de riesgos y seguridad y eso requiere medir muchos procesos y tener muchos indicadores y para ello hay que utilizar muchos datos estadísticos, y no solo clínicos, sino también de gestión. Si sabemos lo que está pasando podemos anticiparnos y mejorar, por ejemplo, en prevención. Y para eso estamos nosotros, que aplicamos lo que en medicina se llama ‘las cuatro pes’: preventiva, personalizada, predictiva y participativa. Ahí está el futuro, y no es que lo digamos nosotros.

-¿Los resultados de su tesis doctoral podrán ser aplicados también en su trabajo?

-Sí, hemos utilizado modelos de big data que van a tener mucho recorrido en el hospital. La publicación sobre obesidad infantil es solo una parte. Hemos analizado cómo afectan los condicionantes socioeconómicos a la salud, pero también el consumo de cocaína, que también recibió un premio, en este caso, de la Universidad Autónoma de Madrid al mejor trabajo publicado en el 2015. Luego, hay una tercera parte sobre gasto alimentario. Lo que hacemos es aplicar modelos matemáticos a indicadores de la salud, y todo esto lo vamos a poner al servicio de la dirección del hospital y va a ser útil para las políticas sanitarias.

-Es usted una luchadora incansable...

-La tesis doctoral te da una capacidad añadida que va más allá de los resultados que valora un tribunal. Te da autonomía y capacidad de resolución de problemas, y eso proporciona un buen perfil para las empresas. Con la tesis, si te equivocas, vuelves atrás y lo intentas de nuevo y eso te proporciona recursos para solucionar los problemas. No hay que ponerse límites, si alcanzas un reto, ¡a por otro! Siempre fui muy activa y he encontrado tiempo para dedicarlo a mis prioridades en la vida.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

«No hay que ponerse límites; si alcanzas un reto, a por otro»