Turismo rumbo a la desconocido

Los viajes organizados o destino final comienzan a vivir un bum en España; por 150 euros se puede disfrutar de una escapada de incluido

.

Redacción / La Voz

El turismo tradicional empieza a ceder el paso a apuestas mucho más arriesgadas. Los españoles buscan experiencias diferentes, fórmulas de viaje alternativas que permitan vivir una aventura alejada de los típicos circuitos a los que tan acostumbrados estamos. Y esos son precisamente los ingredientes que se encuentran detrás del bum de los viajes sorpresa, una nueva manera de visitar ciudades que comienza a ganar terreno en España.

Drumwit, Waynabox o Ulyseo siguen la misma filosofía: ofrecer a sus clientes un viaje organizado a un destino que estos desconocen por completo hasta 48 horas antes de embarcar en el avión. «Es la aventura que siempre habíamos soñado hacer, viajar sin saber el destino pero con la tranquilidad de tener absolutamente todo solucionado, porque nosotros les organizamos desde nuestras oficinas el vuelo, el hotel y también les mandamos una guía con las actividades más interesantes o los mejores hoteles en su origen», explica Alejandro Mehlert, CEO y fundador de Drumwit.

Atenas, Budapest, Formentera, Marrakech, París o Santorini son solo algunas de las dispares posibilidades que pueden disfrutar los clientes en una escapada que tendrá una duración de dos noches y tres días. Pero hay más. En concreto 28 destinos más que pueden visitarse por un precio que ronda entre los 150 y los 300 euros, un coste que dependerá de la opción escogida (lo que conocen como pack económico o deluxe) y de la ciudad de origen del vuelo.

«Al principio pensábamos que nuestros clientes serían principalmente gente joven, pero nos hemos encontrado con la sorpresa de que tenemos usuarios de 40, 50 o incluso 60 años. A pesar de que tienen más miedo a las experiencias desconocidas y ciertas reticencias a la compra en Internet, al final se dejan llevar por la aventura», explica Mehlert, que además asegura que organizar uno de sus viajes por nuestra cuenta acabará resultándonos más caros.

Descartar destinos

Para los más viajados o los que tienen preferencia por un determinado destino, estos servicios también tienen solución. «Si no te apetece viajar a algún destino concreto, puedes descartarlo de manera gratuita. Además, ofrecemos la posibilidad de eliminar más de uno, aunque tendrá un coste adicional de cinco euros por cada destino descartado», explica el CEO de esta compañía.

El paquete más básico incluye el hotel, los billetes de avión y un pequeño manual con recomendaciones y consejos útiles para disfrutar al máximo de los tres días de vacaciones. El pack que ellos llaman deluxe incluye, por cincuenta euros más, varios extras como la posibilidad de descartar hasta tres destinos o alojamientos con mejor localización y servicios. «Algunos de los destinos que más nos piden nuestros clientes son Santorini, Roma o Ámsterdam».

Drumwit ha conseguido en menos de un año, que es lo que lleva en funcionamiento, hacerse con una importante cartera de clientes.

«Hay mucha gente que repite, incluso tenemos gente que lo ha hecho ya tres veces». Con este pretexto anima a los más escépticos Alex Mehlert: «Solo les diría que lo prueben una vez, porque la experiencia va a ser suficiente para convencerles a volver a probarlo».

Votación
3 votos
Comentarios

Turismo rumbo a la desconocido