¿Qué sabe Google de ti? ¿Cómo lo sabe? y ¿qué hace con esos datos?

El buscador solo conoce lo que nosotros le contamos. Cuando utilizamos sus servicios le estamos confiando, seguramente sin ser muy conscientes, nuestra información personal. Para dejar claro qué datos recoge, acaba de activar un nuevo espacio donde nos permite restringirlos


Hace unas semanas, le vimos el plumero a Google. A raíz de una polémica racista, desatada al descubrir que el buscador conducía hasta la Casa Blanca a quienes le preguntaban por la «casa del negro», un redactor de The Guardian decidió comprobar qué pasaba si lo que tecleaba era su nombre en lugar de una dirección en Google Maps. El resultado fue estremecedor. El servicio cartográfico le llevó directamente al bar donde solía jugar a las cartas. Inmediatamente se corrió la voz. Medio mundo se dirigió a sus pantallas, raudo y veloz, para llevar a cabo el experimento en primera persona. La mayoría se encontró con respuestas disparatadas, pero los menos, sin embargo, fueron testigos de cómo el plano les llevaba hacia emplazamientos directamente relacionados con sus rutinas: sus lugares de trabajo, la universidad donde habían estudiado, incluso sus domicilios exactos. ¿Cómo puede saber una máquina todos esos datos? ¿Cuánto sabe Google de nosotros? Y, lo que es más importante, ¿para qué utiliza esa información?

Datos personales

En primer lugar -y rompiendo una lanza a favor de Google-, el buscador solo puede recoger información después de que hayamos iniciado sesión en alguno de sus servicios, lo que no solo significa navegar registrado desde el ordenador, sino también utilizar dispositivos con Android. Para ambas cosas, la compañía exige un registro previo, de donde extrae los datos personales básicos: nombre, dirección de correo, fecha de nacimiento, sexo, número de teléfono y, próximamente, de tarjeta de crédito.

Datos bancarios

Al efectuar cualquier compra a través de Internet -como, por ejemplo, unos billetes de avión- Google amacena nuestro número de tarjeta y nuestra entidad bancaria. Lo mismo sucede al adquirir cualquier aplicación de pago en la tienda de Android, Google Play. Aunque actualmente no solicita la tarjeta durante el proceso de registro, la compañía baraja verificar los años de un usuario a través de una pequeña transacción. De esta forma, podrá confirmar que cumplimos los requisitos de edad. Si introducimos una fecha de nacimiento que indica que no tenemos la edad necesaria para tener una cuenta de Google, esta se inhabilitará.

Referencias

Al irnos de compras por la Red, Google elabora un historial de todo lo que nos llevamos. Conoce así datos tan privados como las tallas, destinos favoritos o marcas habituales. Todas estas preferencias las va alimentando con las páginas que visitamos, las promociones en las que pinchamos o la música que escuchamos. Elabora un perfil detallado, sumamente valioso para el mercado publicitario. Es la razón de que los anuncios nos lleguen personalizados. Google le asegura a las compañías que su publicidad impactará directamente en internautas a los que les gusten sus productos. Si buscamos una canción, sabrá que puede interesarnos información sobre ese artista, sus conciertos o sus discos. Y así, con todo.

Amigos

Por saber, Google sabe quiénes son nuestros amigos y conocidos. Está al tanto de los destinatarios de nuestros correos electrónicos, de las personas con las que más nos comunicamos y dónde están físicamente. Si hemos asociado una fotografía a nuestro correo electrónico, Google puede mostrársela a otros usuarios que tengan nuestra dirección de email. También está en su derecho de mostrar a otros internautas reseñas nuestras, acompañadas de foto y nombre. Por ejemplo, si valoramos un restaurante japonés y dejamos algún comentario sobre el local, es probable que el buscador le enseñe nuestra opinión, junto a nuestra imagen, a alguno de nuestros amigos cuando indaguen sobre establecimientos de comida oriental.

Dónde estamos

También tiene controlado nuestra ubicación. Si nos conectamos desde el ordenador, lo sabrá por nuestra IP. Si lo hacemos desde un dispositivo móvil, por el GPS o por las redes wifi. Así, es posible, que en YouTube nos salte un anuncio promocionando el estreno de una película en nuestro país. Cuando estamos cerca de una parada de autobús o de una estación de tren, Google puede indicarnos los siguientes autobuses o trenes que van a llegar. Nos ofrecerá sugerencias de ocio o hostelería en función de las coordenadas geográficas en las que solemos movernos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

¿Qué sabe Google de ti? ¿Cómo lo sabe? y ¿qué hace con esos datos?