Los multimillonarios de la tecnología

Siete de los quince primeros nombres de la lista de «Forbes» amasaron su patrimonio en alguna empresa tecnológica. A la cabeza del ránking de las grandes fortunas se coloca el cofundador de Microsoft, Bill Gates, con 79.200 millones de dólares

Bill Gates
Bill Gates

Si hay un mercado que goce actualmente de buena salud ese es el tecnológico. Ni siquiera la amenaza de una nueva burbuja, que desde hace un tiempo trae de cabeza a medio Silicon Valley, es capaz de empañar el prometedor futuro de estas compañías. Siete de las quince personas más ricas del mundo cebaron sus cartillas de ahorros a cuenta de una firma de tecnología. Junto a ocho nombres más, integran otra lista de quince miembros, la de las grandes fortunas del sector, hecha pública por Forbes a principios de este mes y que acumula una fortuna de 381.000 millones de euros.

Bill Gates

El cofundador de Microsoft no solo se sitúa a la cabeza de los grandes patrimonios tecnológicos, es también el hombre más acaudalado del planeta con una riqueza que casi roza los 80.000 millones de dólares. En los últimos 21 años, ha liderado el ránking de Forbes hasta en 16 ocasiones, un trono en el que, sin embargo, se resiste a acomodarse: el pasado noviembre perdió el título de mayor accionista individual de su firma tras donar 1.500 millones en acciones a la fundación con la que, junto a su esposa, se dedica a combatir la pobreza mundial. Estas aficiones filantrópicas son habituales entre los «tíos Gigilitos» del valle del silicio. En pleno azote del ébola, Zuckerberg destinó 25 millones a combatir el virus y esta misma semana Tim Cook anunció que, tras costear la educación de su sobrino, cederá todo su dinero.

Larry Ellison

La fortuna de Larry Ellison, fundador de Oracle, se cifra actualmente en 53.000 millones de dólares, lo que lo convierte en el quinto hombre más rico del mundo. Con su compañía de software, consiguió construir un auténtico imperio que le granjeó un suculento patrimonio que derrocha en coches, eventos deportivos, yates y mujeres. Ellison es el perfecto ejemplo de americano hecho a sí mismo. Aprendió él solito a programar, dejó a medias sus estudios universitarios y empezó a trabajar construyendo bases de datos para la CIA. Este vaquero se despidió el pasado septiembre de su puesto de consejero delegado en la firma Oracle y ahora, a falta de uno, ocupa dos cargos en la compañía: el de responsable técnico y el de director ejecutivo.

Jeff Bezos

De Bezos, fundador y director ejecutivode Amazon, dicen que es el peor jefe del mundo. Sin embargo, ha revolucionado el mercado minorista, convirtiendo a su pequeña criatura en el gran gigante del comercio electrónico. Su nombre aparece acompañado, a menudo, de calificativos como innovador, polémico y auténtico genio, porque, dejando a un lado los rumores que se ensañan con su particular manera de entender la gestión, Bezos es un emprendedor en toda regla. Abandonó un considerable salario y una prometedora carrera y se lanzó a perseguir su sueño: construir una tienda on line de libros. Hoy su fortuna asciende a 34.800 millones de dólares.

Mark ZuckerberG

Tiene 30 años y tiene 33.400 millones de dólares en su poder. El chico tiene bien merecidos los ceros de su cuenta corriente. Puso en marcha Facebook a los 19 años y durante los últimos diez ha trabajado para conectar a millones de personas y establecer un nuevo concepto de relaciones sociales. Si Facebook fuese un país, sería el más poblado del mundo, apuntó la revista Time hace ya cinco años cuando nombró a Zuckerberg persona del año.

Larry Page y Sergey Brin

La que fue una complicada conjugación inicial -ni Page ni Brin tenían puntos de vista convergentes- dio como resultado el mayor motor de búsquedas mundial, un coloso tecnológico, Google, que ha catapultado a sus progenitores a la élite de la solvencia económica. Sí tenían claro estos dos colegas su prioridad: ordenar la información. Revolucionaron la manera de entender Internet, sus vías de acceso, las reglas del juego. Hoy, la fortuna de Page ronda los 29.700 millones de dólares y la de Brin, los 29.200 millones.

Jack Ma

Jack Ma, único asiático en el top ten del ránking, ha duplicado este 2015 su patrimonio hasta los 22.700 millones gracias a la salida a Bolsa, el pasado año, de Alibaba, la mayor de la historia de Wall Street. Aterriza directamente en los primeros puestos de la revista Forbes. Es, sin embargo, un pez fuera del agua. Figura como el hombre más rico de China, pero hace unos meses sorprendió al mundo al confesar su profunda tristeza: «Cuando eres el hombre más rico del mundo, todos los que te rodean lo hacen por el dinero».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Los multimillonarios de la tecnología