Feijoo anuncia un plan estratégico para la conserva en la entrega de medallas de Anfaco

El presidente de la Xunta recordó que las 250 empresas que conforman el sector generan el 6,5 % del empleo industrial y facturan más de 1.300 millones

.

vigo / la voz

El presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijoo, aprovechó este viernes el acto de entrega de las medallas de la patronal conservera Anfaco para anunciar un plan estratégico para las empresas del sector. Avanzó también que estará dotado con 100 millones de euros, cantidad que aportará no solo su Gobierno, sino también los de Madrid y Bruselas. El plan busca profundizar en aspectos relacionados con la internacionalización, la competitividad y la innovación, de forma que Galicia mantenga su puesto de segunda potencia mundial en el sector. Recordó que las 250 empresas que lo conforman generar el 6,5 % del empleo industrial, facturan más de 1.300 millones y proporciona trabajo a más de 12.000 personas.

El presidente de Anfaco, Jesús Manuel Alonso, confirmó que el sector goza de «buena salud». Lo dicen los números, que ni siquiera durante la crisis pararon de crecer. En el último ejercicio la subida superó el 5 %. Especialmente significativo, dijo, fue el incremento de las exportaciones (+10 %), sobre todo al resto de países comunitarios.

Los premiados

En esta ocasión, los destinatarios de las medallas, que reconocen el apoyo, la colaboración y el trabajo en favor del sector, fueron el Parlamento Gallego (oro), la conselleira de Mar, Rosa Quintana (plata) y Josefa García y Dolores Couto (bronce). La primera la recogió el presidente del Parlamento, Miguel Santalices, que subrayó que en los tiempos que corren no es frecuente que la sociedad civil reconozca nada a un colectivo vinculado a la política. Añadió que resultaba especialmente gratificante porque es la primera vez que la institución que preside recibe una medalla. «Entregamos muchas, pero nunca nos habían concedido ninguna». Por su parte, Rosa Quintana, señaló que el mérito que se le reconoce no es tanto de ella como del equipo de la Consellería, y que en todo caso, «lo único que hacemos es intentar mejorar la posición de nuestra industria en todos los mercados».

Finalmente, a Josefa García y Dolores Couto, la primera empleada de Albo y la segunda de Calvo, se les reconocía el compromiso y la fidelidad durante sus dilatadas carreras profesionales, de casi medio siglo. Empezaron a trabajar en 1969.

Votación
2 votos
Comentarios

Feijoo anuncia un plan estratégico para la conserva en la entrega de medallas de Anfaco