Falta comida en varios colegios lucenses por los impagos del cátering

La situación afecta a los comedores de diez centros, gestionados por Gescor

m. c.
lugo / la voz

Los comedores de varios centros escolares de la provincia de Lugo están desabastecidos desde hace días por los problemas económicos que tiene la empresa concesionaria, Gescor. Uno de los centros afectados es un instituto de Vilalba en el que se dieron situaciones en las que el servicio se vio obligado a improvisar la comida y, otro día, los alumnos comieran un bocadillo.

Sin garantías

Desde la dirección de otro colegio lucense, el IES Fonmiñá de A Pastoriza, explican que la concesionaria tiene problemas con los proveedores por impagos y que los menús ya han sido modificados. El lunes, los alumnos comieron entremeses y pasta. Hoy, aseguran, tienen primer plato y no tienen garantías de si habrá un segundo, pero irán «trampeando» como puedan para alimentar a los alumnos. Además, indican, tienen asegurada la comida hasta el lunes pero, el martes, «ya está en el aire» lo que puede ocurrir. En el IES de A Pontenova afirman que los comedores funcionan «bastante bien» y que los problemas «los tiene la cafetería», que con «más o menos calidad», continúa abierta para niños y profesores.

Los docentes explican con ironía que desde la Xunta les dijeron que acudan a soluciones de comida rápida, «porque en Santiago poden ir ao Mc Donalds pero aquí non temos, polo que tiraremos da empanada que teñamos preto».

La respuesta de la Xunta

La Xunta asume que hay problemas de suministro que afecta a los diez centros educativos que gestiona Gescor: A Pastoriza, A Pontenova, Sarria, Triacastela, Becerreá, Pedrafita, Monforte, Chantada, Lugo e Vilalba. El organismo autonómico explica que se están tomando medidas de control tras celebrar una reunión con un representante de la empresa.

Asimismo, la Xunta garantizó que las irregularidades no afectarían a la calidad ni a la salubridad de los menús servidos. También constató que el IES Basanta Silva de Vilalba, que sufrió las situaciones de improvisación, ya ha recuperado la normalidad y que en el resto de centros se siguen produciendo incidencias en los suministros, que cada centro resuelve con un menú alternativo.

En el caso de que Gescor no restablezca la normalidad y si persisten las irregularidades, la consellería multará a la empresa y no descarta incluso una futura rescisión de contrato. La empresa alega problemas con sus proveedores y, de momento, la Xunta ha dado órdenes a las direcciones de que garanticen una alternativa con distribuidores locales.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Falta comida en varios colegios lucenses por los impagos del cátering