El edificio que cambió Vilalba hace 20 años

Las instalaciones dotaron a la villa de nuevos servicios y abrieron el camino a la recuperación del entorno


VILALBA / LA VOZ

Del Auditorio de Vilalba puede decirse que transformó la localidad en la forma y en el fondo. La cambió en la forma porque su construcción, según diseño del arquitecto César Portela, sobresale en la parte oeste del casco urbano, del que además constituye una indudable referencia. La modificó en el fondo porque su puesta en marcha dio mejor escenario a actividades que ya se realizaban y permitió impulsar otras nuevas. El próximo miércoles se cumplirán 20 años de la inauguración, para la que se escogió una fecha señalada en la vida local: tuvo lugar el 30 de agosto de 1997, víspera de San Ramón,.

Una sala con más de 500 butacas en la que se llevan a cabo las más variadas actividades, sala de exposiciones, dependencias en las que ensayan variadas entidades locales, aulas para el Conservatorio... Todo eso se reparte en las instalaciones del Auditorio, que fue decisivo para dar vida a una zona de la capital chairega que había quedado descolgada de las transformaciones urbanas de décadas anteriores.

El cambio que supuso la construcción del edificio no se agota en sus variadas instalaciones, sino que abarca también el entorno. Así, junto al Auditorio está la casa parroquial, levantada dentro del mismo proyecto y dotada además con diversos servicios: por un lado, es la vivienda de los sacerdotes del equipo pastoral de Vilalba; por otro, cuanta con dependencias para diversos servicios relacionados con la actividad eclesial.

Además, con la construcción del edificio se dio el primer paso para revitalizar la zona. Por un lado, en la Rúa das Pedreiras, que se inicia en el Auditorio y que enlaza con la Rúa do Rollo, se levantó un bloque de viviendas de promoción pública, con lo que se asentó población. Años después de la inauguración del Auditorio, se abrió una calle, la Rúa do Cotarón, que enlaza esa zona con Plácido Peña a la altura de la Residencia de persoas maiores; la vía, en la que se han construido ya algunas viviendas, permite además un cómodo acceso a vehículos que transporten material para actuaciones en el recinto.

Además de las repercusiones que se abrieron con el edificio, ya en su inauguración se subrayó su importancia. Como recogía La Voz de Galicia en su edición del 31 de agosto de 1997, el alcalde, Agustín Baamonde, dijo que solo la construcción de la fortaleza, levantada por los Andrade en el siglo XV, había sido en Vilalba una obra comparable.

El presupuesto manejado en aquellos tiempos medievales seguramente se desconozca. La obra del Auditorio, de la nueva casa parroquial y de las viviendas de promoción pública rebasó los mil millones de pesetas (unos siete millones de los actuales euros).

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El edificio que cambió Vilalba hace 20 años