De la botica a la rebotica


La Edad Media guardó el conocimiento en los Monasterios. Tales hermosos lugares que abundan por Hispania, todos dignos de una visita y el recuerdo a sus boticas. Monasterios como San Pedro de Arlanza, San Pedro de Cardeña, San Salvador de Oña, San Benito el Real, San Julián de Samos, Santa María del Real, San Millán de la Cogolla, Santo Domingo de Silos, Covarrubias. Fueron muchísimos los Monasterios y Conventos en los que se desarrolló la Historia de la Farmacia.

Siendo hijo de Boticario en la inmortal Mondoñedo, rodeado de libros y testigo de

tertulias, Álvaro Cunqueiro no tuvo por menos que fabular sobre el particular con su libro: «Tertulia de Boticas Prodigiosas», publicado desde Barcelona en 1976, con una edición de tan sólo 3.00 ejemplares, numerados, dedicado a su padre, y de cuya publicación disfruto con el ejemplar 428.

Hoy reparo en un capítulo sumamente ingenioso. «Medicina para la fabricación de niños prodigio». Al jovencito Cunqueiro no debía producirle equívocos la frase «como pedrada en ojo de boticario». Conocía perfectamente tal lugar en la farmacia paterna, donde se guardaban la sustancias de más valor, sabía que señalaba el acierto para pautar el medicamento adecuado a la dolencia, desde ahí, la frase, se extiende a los acontecimientos que se producen y vienen a favorecer nuestros planes.

Casi choca con la otra frase de «a ojo de buen cubero», y que hace referencia a como

los artesanos de las cubas se aproximaban a la capacidad pretendida, algo así como lo que decía un sabio amigo mío: «a la verdad sólo se llega por aproximación». Algo de todo esto pudo ser causalidad y tertulia en aquella primera botica que abre Don Julián López García en la casona próxima a La Caosa de San Ciprián, y que aparece dada de alta en la matrícula de actividades industriales y comerciales del Concello de Cervo en 1896. Su propietario pudo ser uno de esos niños prodigios antes citados, ya que se forma en el colegio de los Jesuitas de Campomanes, donde recibe las clases del gran botánico P. Baltasar Merino, con quien mantendrá una estrecha relación hasta el punto de visitarle en San Ciprián y recomendarle la creación en Trasbar de una fábrica que transforma corteza de carballo por destilación seca en

derivado del acetileno.

Fórmulas y ungüentos

Toda botica goza de rebotica. Allí se preparaban las fórmulas magistrales y los ungüentos. Pero también sirve para cerrar negocios. Don Julián que llegó para administrar la Aduana del puerto de San Ciprián, casa con la hija del naviero- armador- «Tres Marías», y San Andrés- José María Ríos Domínguez. Será emprendedor con aserradero y maderista. Pero tratándose de hombre culto e ilustrado haría honor a Quintus Séptimus Tertullianus, que da lugar al género de reuniones con tertulias que tenían lugar en las Reboticas hasta bien entrado el siglo XX. Así es famosa la tertulia que sostuvo Azorín en la Rebotica de Argamasilla de Alba en 1905 para pronunciarse sobre el tercer Centenario del Quijote. Y es que las gentes de Ciudad Real estaban convencidas que aquel lugar de La Mancha, del que no quería acordarse Miguel de Cervantes (en la famosa frase del Quijote), era Argamasilla, donde había estado preso por un asunto de faldas...

MariñaPatrimonio ya alertó de la existencia de esta estructura en 2008

El colectivo MariñaPatrimonio ya alertó en 2008 sobre esta estructura destacando la importancia de preservar y proteger la zona de la especulación urbanística. Entonces, ya hablaban de la existencia de un tipo de construción castrexa «coñecida como monumento con forno tamén denominada pedra formosa, sauna castrexa ou balneario castrexo». Aseguraban entonces que «en xullo de 1974, no transcurso dunhas obras na Atalaia de San Cibrao, nunha horta da chamada A casa de Dorita, descubriuse un edificio soterrado na área. Debido á importancia do achádego, a Dirección General de Bellas Artes paralizou as obras e realizou unhas escavacións arqueolóxicas, crese que baixo a dirección de Manuel Chamoso Lamas». Estos días recordaban lo anunciado hace ya once años: «Parece que se confirmou a teoría que viñamos mantendo en Mariña Patrimonio dende o 2008 sobre a existencia dunha sauna castrexa».

¿Sexta sauna castrexa gallega?

Desde este colectivo apuntan a que la de San Cibrao podría ser la sexta sauna castrexa de Galicia y afirman que conserva muros de hasta 3,5 metros de altura.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

De la botica a la rebotica