Una aldea de Outeiro de Rei convertida en cuento

Señales y cabinas de radar, con hormigas como protagonistas, destacan en un tramo de un kilómetro de carretera

;
Érase unha vez... San Clodio a Escola das Formigas Érase unha vez... San Clodio a Escola das Formigas

lugo / la voz

Quería hacer de su parroquia un especial atractivo turístico y desde luego que lo está consiguiendo porque la historia que tiene montada en San Clodio, Outeiro de Rei, -con hormigas como protagonistas y elaboradas con plásticos de silo-, no pasa desapercibida para ningún conductor que circule por ese tramo de un kilómetro de recorrido.

José Ramón Rodríguez Iglesias, ingeniero de profesión y de 45 años de edad, decidió recrear su lugar natal en un cuento. Reside con su madre y ambos regentan una explotación ganadera. Está claro que a este ganadero lo caracteriza su ingenuidad, pero también es cierto que dispone de tiempo. «Son un defensor de adecentar o medio rural, de coidalo para mantelo vivo e bonito. Este verán tiven a idea de converter esta zona nun conto. Botei imaxinación e coa axuda dun neno pequeno, que veu pasar aquí as vacacións, e doutros veciños, empezamos a elaborar pezas con material reciclado. Unha vez construídas, fómolas instalando á beira da estrada», explicó José Ramón, que a día de hoy ya tiene colocadas más de una decena de figuras a un lado de la vía. 

Diversa señalización

Señalizaciones oficiales indican el lugar, pero teniendo en cuenta su iniciativa, el primer cartel identificador que uno se encuentra al llegar a la parroquia de San Clodio es el de «Érase una vez». Es entrar y a continuación ya se pueden observar señales identificadoras de zona escolar, un colegio, límites de velocidad, una cabina de radar, vehículos de Tráfico, un agente haciendo un control de alcoholemia.... Y así, hasta llegar a un autobús en el que viajan varias hormigas. Todas estas figuras están hechas con material reciclado, como plásticos, latas, bidones, neumáticos...

Siguiente capítulo

El próximo fin de semana, les tocará a los participantes del Rali San Froilán atravesar por esta parroquia, puesto que una de las etapas se lleva a cabo por esta zona. Se encontrarán con esta curiosa señalización y con diversas figuras, donde las hormigas son las auténticas protagonistas de este cuento.

El primer capítulo de esta curiosa historia infantil se acaba precisamente con el viaje de estas hormigas en el autocar. Pero la el cuento no termina aquí. José Ramón adelantó que continuará. Ahora toca esperar al próximo capítulo y ver con que nos sorprende este ganadero y artista de la parroquia de San Clodio, en Outeiro de Rei.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
58 votos
Comentarios

Una aldea de Outeiro de Rei convertida en cuento