Una medida ya aplicada en varios puntos de la red viaria de la provincia


La limitación a 90 por hora ya está presente en varios tramos de carreteras nacionales de la provincia. Se implantó, por ejemplo, en la N-540 (Lugo-Ourense), que a partir de Guntín presenta un deterioro del firme bastante evidente. También se aplicó en la N-547 (Lugo-Santiago) entre Palas y Lavacolla, aunque en ese caso por otros motivos: la carretera discurre cercana al Camino Francés, por lo que se decidió rebajar la velocidad para aumentar la seguridad de los peregrinos de la más transitada de las rutas jacobeas.

Hay, en cambio, tramos de vías de la red nacional en las que se puede por ahora circular a 100 por hora con firmes muy deteriorados: así ocurre, por ejemplo, en la N-634 (Irún-Santiago) a su paso por los concellos chairegos de Abadín y de Vilalba. En la N-640, también se puede circular a 100, por ejemplo, entre Rozas y Lugo, si bien en ese caso se han realizado recientemente trabajos de acondicionamiento de la calzada.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Una medida ya aplicada en varios puntos de la red viaria de la provincia