Un intercambiador para evitar las temibles curvas de Guntín

s.v. lugo / la voz

GUNTÍN

Fomento licitará este año los tres kilómetros que unirán la glorieta de Montecalvo con la carretera de Ourense

29 mar 2016 . Actualizado a las 05:00 h.

El Ministerio de Fomento tiene previsto licitar este año un intercambiador que unirá la salida de la A-54 en Montecalvo con la N-540, la carretera actual de Ourense. Se trata de un vial de unos tres kilómetros de longitud que permitirá a los conductores evitar las temibles curvas que hay pasado el puente del río Ferreira de Guntín hacia Taboada.

El presupuesto de esta obra será entorno a los 17 millones de euros y servirá como opción muy válida para usar la autovía de Lugo a Santiago como alternativa para ir hacia Ourense. Fomento instaló paneles informativos en el inicio de la A-54 señalando que se trata de una carretera para ir en dirección a Compostela y también a la ciudad de las Burgas, pero en la realidad casi nadie usa la A-54 para ir a Ourense, debido a que al llegar a Montecalvo hay que coger la N-547 durante dos kilómetros para enlazar con la N-540. Es más cómodo seguir el trazado clásico por el centro de Guntín.

Cuando esté acabado este intercambiador, ya no será necesario usar la N-540 hasta Guntín para ir a Ourense. Compensará utilizar este nuevo vial, que evita uno de los peores trazados de las carreteras nacionales en la provincia, con curvas donde es necesario circular a 30 kilómetros por hora y que en día fríos hay peligrosas placas de hielo.