«Sabemos circular, pero no conducir»

Pablo Serén, monitor de la empresa que gestiona el circuito de A Pastoriza, dice que muchos conductores compran un coche solo porque les causa impresión


VILALBA / LA VOZ

Un carné nos autoriza a circular conduciendo coches, con lo que disponemos de permiso y también, se supone, de conocimientos necesarios para esa actividad. Sin embargo, en circuitos como el de A Pastoriza se realizan periódicamente cursos en los que personas adultas actualizan su formación.

-¿Sabemos conducir?

-No. Sabemos circular. Hay gente que dice ’quiero aprobar la teoría’ y paga una cantidad. Pero como a alguien le digas que conduce mal, parece que le hieres el orgullo.

-¿Qué se enseña antes de tener el carné de conducir?

-En las autoescuelas [trabaja en una] estamos un poco atados de pies y manos. La gente quiere gastar lo mínimo posible para luego circular.

-¿Qué se debería enseñar a la gente antes de ponerse al volante de un coche?

-A conducir; es decir, a reaccionar en situaciones de emergencia. En algunas de las clases que hacemos en este tipo de centros [la conversación tuvo lugar ayer, en el circuito de A Pastoriza, que gestiona la empresa PTC], damos nociones de asuntos como sentarse al volante. Hay que empezar por lo primero. Hay gente que no se da cuenta de la importancia de poner bien el cinturón de seguridad: el 90% no sabe, y parece absurdo.

-¿Tenemos obsesión con la velocidad?

-Quizá cada vez menos. Creo que la gente está más concienciada. Conducir se entiende como algo tan cotidiano, tan habitual, que no se le da la importancia que tiene. Eso hace que como nunca pasa nada, no sabemos reaccionar cuando pasa algo y no estamos preparados.

-¿Está la clave en la educación cívica? ¿Nos falta?

-Faltan aptitudes y actitudes; seguramente, porque en el fondo es una cuestión de educación.

-¿Sabemos la mecánica necesaria?

-Hoy, ya no vale de mucho. Saber mirar el nivel de aceite o la presión de las ruedas sí son cosas que se deberían saber; en cuanto a la mecánica, cada vez es más un asunto de informática.

-¿Qué pasa si a alguien se le dice que conduce mal?

-Es algo difícil de decir.

-A este circuito, sin embargo, viene gente dispuesta a recibir formación.

-Sí. Tanto trabajamos con la administración y con empresas como con gente a título particular; gente que a lo mejor se llevó un susto, tuvo un accidente y quiere tener capacidad de reacción

-¿Conducen mejor las mujeres que los hombres?

-Hay de todo, no hay una norma generalizada. ¿Que a lo mejor las mujeres son más prudentes? Sí; pero no se puede generalizar. Hay que pensar algo: ¿cuántas mujeres tenían carné hace 30 o 40 años? Hoy hay tendencia a que se iguale el porcentaje; no tiene que ver la habilidad al volante con el género.

-¿Hacen falta los cursos de reciclaje?

-La DGT dice que la mayoría de los accidentes se deben al factor humano. Si mejoramos eso, eliminaremos accidentes. Hace falta reciclaje.

-¿Compramos los coches que realmente nos hacen falta?

-No [responde casi antes del final de la pregunta]. Los coches nos entran por los ojos: al 90% de la gente, sí.

«Hay gente que no se da cuenta de la importancia de poner bien el cinturón»

«Como a alguien

le digas que conduce mal,

parece que le

hieres el orgullo»

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

«Sabemos circular, pero no conducir»