Si duermes mal y tu sueño no es reparador, pide ayuda

La Unidad del Sueño del hospital de Lugo se encarga de diagnosticar trastornos relacionados con el descanso. Algunos, afectan al 4 % de la población

Si duermes mal y te levantas cansado porque tu sueño no es reparador, acude a tu médico de cabecera porque es posible que necesites un diagnóstico en profundidad. Es la primera señal de alarma que indica el jefe de Neumología y de la Unidad de Sueño del Hospital Universitario Lucus Augusti de Lugo, Luis Pérez de Llano. Otros indicadores de que algo no va bien son los ronquidos y las pausas a la hora de dormir. Los encargados de hacer diagnósticos y estudiar los trastornos relacionados con el sueño trabajan en la primera unidad especializada que hay en toda la provincia de Lugo. En ella, también se encargan de reeducar a los pacientes, hablándoles de la higiene del sueño, que alberga una serie de recomendaciones que permiten que el descanso sea más efectivo y satisfactorio. 

Tratamientos y consejos

El primer tratamiento para los pacientes a los que se les diagnostica una patología del sueño consiste en aplicar medidas higiénico-dietéticas que incluyen pautas para perder peso, ya que el perfil del paciente que acude a la Unidad del Sueño del HULA es el de un hombre de mediana edad con obesidad o sobrepeso. "No somos endocrinos, pero a veces los derivamos a ellos", precisa Pérez de Llano.

El especialista cuenta también que para dormir bien es necesario adquirir hábitos básicos y de sentido común: no comer ni beber cuantiosamente antes de dormir ni hacer ejercicio fuerte en horas previas al descanso ya que la actividad física activa e impide conciliar y tener horarios de sueño regulares. Estas son medidas que, dice el jefe de la unidad, a veces son difíciles de cumplir. Otros hábitos recomendables incluyen también no ir a la cama tras cenar. Además, tabaco y alcohol son perjudiciales y la ansiedad y depresión -ambos trastornos aumentaron con el covid- hacen que dormir bien sea más difícil.

"Para dormir bien es necesario adquirir hábitos básicos, de sentido común"

Así funciona la Unidad del Sueño del HULA

La Unidad del Sueño del HULA, explica el doctor Luis Pérez de Llano, es una oferta asistencial para la población de toda la provincia lucense y en ella se atienden patologías relacionadas con el sueño. Consta de un laboratorio en el que se hacen las pruebas, atendidas por dos enfermeras; de una consulta específica que encabeza la doctora Martín y de varias consultas de enfermería en las que se hace el seguimiento de los pacientes, que generalmente llegan tras ser derivados por su médico de Atención Primaria o de otras especialidades. La Unidad del Sueño es multidisciplinar y también incluye un neurofisiólogo.

La apnea, lo más frecuente

Los diagnósticos que predominan en la unidad son los de apnea, que consiste en pausas en la respiración que obstruyen el sueño ya que hace que el paciente deje de respirar durante varios segundos.

Perfil del paciente

El perfil del paciente es de un hombre de mediana edad y con sobrepeso u obesidad que se queja de ronquidos o apneas, y también de un exceso de sueño durante el día. Este último síntoma es el que más condiciona la vida cotidiana del paciente, y aumenta el riesgo de que pueda sufrir un accidente de tráfico.

Para identificar los problemas de los lucenses a la hora de dormir es necesario hacer un estudio del sueño. "Si tienen muchas pausas respiratorias se les pone un dispositivo CPAP (respiradores nocturnos que tienen más de 5.500 pacientes en toda la provincia), que suministra aire a presión a través de una mascarilla y resulta eficaz para curar las apneas, que tienen una prevalencia de un 4 % entre la población", añade Pérez de Llano.

Más de 900 estudios al año y algunos, en niños

Sin embargo, algunas enfermedades requieren de fármacos ya que existen otras enfermedades relacionadas con el sueño. En esta unidad del hospital de Lugo hacen más de 900 estudios diagnósticos al año, algunos de ellos en niños, ya que hay problemas que solo afectan a los más pequeños. "Las amígdalas producen apnea, y es muy importante detectarlas porque se corrigen, de forma definitiva, con una operación", explica Luis Pérez de Llano. 

El coronavirus no provocó que el número de pacientes aumentase considerablemente en tiempos de pandemia de coronavirus. Sin embargo, el jefe de la Unidad del Sueño del HULA no descarta que tenga repercusiones negativas: "El covid-19 motivó que la población engordase entre 3 y 5 kilos, lo que podría provocar más apneas, relacionadas directamente con la obesidad", precisa. Sin embargo, por el momento no hay evidencias científicas que puedan avalarlo.

Votación
0 votos
Comentarios

Si duermes mal y tu sueño no es reparador, pide ayuda