Caixa Rural y la banca diferente

Lorena García Calvo
Lorena García Calvo LUGO / LA VOZ

LUGO

Una de las oficinas de Caixa Rural en la ciudad de Lugo
Una de las oficinas de Caixa Rural en la ciudad de Lugo ALBERTO LÓPEZ

La entidad fundada en Lugo cerró el 2020 incrementado su beneficio neto hasta los 5,75 millones y disparando la cifra de depósitos de los clientes

10 oct 2021 . Actualizado a las 14:23 h.

Caixa Rural Galega presume de ser una banca diferente, y los datos parecen confirmar su afirmación. En un momento de concentración del sector y de incremento de comisiones, su propuesta de proximidad y a precios razonables —así la definen— contó con la bendición de la clientela. Tanto es así, que la entidad fundada en Lugo en 1966 cerró el ejercicio 2020 con el mejor resultado neto de su historia, aumentando su número de clientes y disparando los depósitos. Esto, en un contexto pandémico, con retrocesos históricos del Producto Interior Bruto (PIB) y con los tipos de interés manteniéndose negativos, lo que dificulta sacar rendimiento a la actividad bancaria.

asamblea general

Cuentas históricas en el año de la pandemia. A principios de este mes, Caixa Rural celebraba en Lugo, donde está su sede central, su asamblea general. Tocaba dar cuenta de los resultados de un 2020 marcado por la pandemia que, sin embargo, la entidad ha capeado con buenos datos. Para empezar, cerró el ejercicio con un beneficio neto de 5,75 millones de euros, su mejor resultado histórico, y encadena así siete años consecutivos de incremento de resultados. A nivel de balance, creció casi un 23 % (276 millones) respecto al 2019, y las cuentas del ejercicio 2020 reflejan unos activos que rozan los 1.500 millones de euros, un 23 % más que en el 2019. Los depósitos de los clientes supusieron casi 1.280 millones (+18 %) y la inversión crediticia alcanzó los 690 (más de 130 millones más). El ratio de morosidad bajó más de un punto, quedando en un 3,51 % muy lejano a los años de la crisis, a pesar de la incerteza del 2020 y del retroceso del PIB.

los clientes

Aumentan los depósitos. El aumento de los depósitos se explica, básicamente, por el aumento de los clientes (rebasaron los 18.000 socios). Gran parte de los nuevos cambiaron de entidad en un momento de concentración del sector, de tendencia al crecimiento de las comisiones, con rebajas horarias en la atención y con una reducción del número de oficinas. En este contexto, la propuesta de la caja gallega fue bien recibida por muchos clientes que dieron el paso de cambiar de entidad y sumarse a la cooperativa de crédito, que cuenta con 48 oficinas (incluyendo la sede central), 34 de ellas en la provincia de Lugo.