El Breo pagó su mal inicio ante el Joventut

Manuel García Reigosa
M. G. REIGOSA REDACCIÓN / LA VOZ

LUGO

ADRIAN BAULDE

Compitió hasta el final en un partido que se le había puesto muy cuesta arriba

14 sep 2021 . Actualizado a las 13:40 h.

El Leche Río Breogán tiene clara su propuesta. En defensa pretende ser un pitbull. Todos tienen que morder y apretar. Hacia delante, cada vez que puede opta por un baloncesto vertical para intentar anotar en los primeros segundos de la posesión. En Vilagarcía se encontró con un Joventut que rayó a un altísimo nivel en el primer cuarto, pese a perder en el primer minuto a Birgander (el juego estuvo parado casi un cuarto de hora, tras recibir un codazo involuntario de Musa) y comparecer sin los lesionados Ante Tomic, Ferrán Bassas y Zagars.

No acusó el percance y firmó una puesta en escena de enorme inspiración en ataque, haciendo daño dentro y fuera, con buenos porcentajes, con una gran circulación de balón.

Antes de llegar al minuto tres Paco Olmos ya tuvo que pedir tiempo muerto, tras encajar un parcial 0-10. Buscó la reacción a través de la defensa, dando pista a un cinco más físico. Pero el Joventut no bajó su producción y cerró el capitulo con un 16-30, con nueve balones perdidos en el debe del conjunto lucense.