Operación Pokémon: La Fiscalía señala a Liñares en la concesión irregular de la grúa municipal y exculpa a miembros del Concello

André Siso Zapata
André S. Zapata LUGO / LA VOZ

LUGO

Francisco Fernández Liñares al final del juicio celebrado en la Audiencia Provincial de Lugo en febrero
Francisco Fernández Liñares al final del juicio celebrado en la Audiencia Provincial de Lugo en febrero Óscar Cela

El escrito afirma que el exconcejal le dio a Cechalva información privilegiada para conseguir la adjudicación, y que sus actuaciones le supusieron al Concello un sobrecoste de 370.000 euros

15 jul 2021 . Actualizado a las 12:49 h.

La Fiscalía de Lugo afirma en un reciente escrito que propone al Juzgado de Instrucción número 1 el procesamiento del exconcejal del Ayuntamiento de Lugo y expresidente de la Confederación Hidrográfica Miño-Sil, Francisco Liñares. El motivo es la concesión irregular del servicio de grúa municipal en su etapa como edil, sobre la que el escrito afirma que la concesionaria le propuso a Liñares y a un socio suyo obtener 2.000 euros al mes y formar parte de la empresa de forma velada si les ayudaban a conseguir la adjudicación. También se presenta la posibilidad de imputar a otros diez implicados, entre los que se encontrarían Javier Reguera, exempleado de la concesionaria, Manuel Santiso, constructor y hombre de confianza de Liñares ya condenado en un juicio el pasado febrero o José Luis Álvarez, socio de Cechalva, la empresa concesionaria y quien destapó el caso. 

El Ministerio Fiscal, sin embargo, pide el sobreseimiento provisional de la causa para casi una veintena de implicados, entre ellos más de una decena de funcionarios del Concello por aquel entonces, y ratifica la decisión del fiscal jefe, Roberto Brezmes, de dejar fuera de la investigación al exalcalde López Orozco hace casi tres años, tras un recurso de apelación de su abogado, Gregorio Arroyo. 

El fiscal propone para los potenciales acusados una ristra de delitos a la espera de una «calificación jurídica más adecuada», entre los que destacan el cohecho, la prevaricación o la falsedad de documento público

Esta línea de investigación representa una de las piezas más polémicas de la denominada como «Operación Pokémon», iniciada por la jueza Pilar de Lara hace más de una década. El hecho delictivo que vio la magistrada y que ahora apoya el Ministerio Fiscal nace de la concesión del servicio de la grúa municipal a la empresa Cechalva. Esta, a cambio de una intermediación política para obtener la adjudicación, recompensaría a sus socios con una paga de 2.000 euros mensuales. Los beneficiarios serían Liñares y Reguera, y sería Santiso quien, junto a ellos, entrarían a formar parte de la empresa mediante el uso de testaferros, para obtener beneficios derivados de los éxitos empresariales de la compañía. La adjudicación se produjo en el año 2005, pero no fue casi hasta un lustro después cuando se comenzó a investigar sobre su concesión. En total, defiende el escrito, estas cantidades ficticias, obtenidas usando datos contables falsos, le supusieron al Concello un sobrecoste de casi 370.000 euros entre los años 2006 y 2012

Una decena de cargos imputados por la jueza De Lara ya están exculpados

T. T.

Otros dos imputados por la magistrada de las macrocausas de Lugo, Pilar de Lara, fueron exculpados esta semana tras años de suplicio y de verse obligados a abandonar sus respectivas funciones. Se trata de Jesús Otero, que fue subdelegado del gobierno en Lugo con el PSOE, y Maximino Losada, que fue comisario de la Policía Nacional en la provincia lucense. Con ellos ya se acerca a la decena el número de cargos imputados por De Lara que han quedado liberados.

El exsubdelegado y el excomisario estaban imputados en la causa de la operación Carioca. Permanecieron en la condición de investigados dentro del mayor sumario de España abierto contra la explotación sexual de mujeres y contra las mafias policiales. Otero, que también fue alcalde de Monterroso, tuvo que dejar el cargo tras ser inhabilitado en otro sumario, el de la anulación de multas de tráfico. «Tenemos una extraordinaria Justicia, tenemos una extraordinaria sala de lo Penal en la Audiencia de Lugo, una extraordinaria sala de lo Civil y tenemos unos extraordinarios jueces, pero como en todos los colectivos siempre hay alguna manzana podrida que acaba tirando por la borda la buena labor», dijo Otero tras conocer la noticia de su desimputación.

Seguir leyendo