As Gándaras, el polígono del absurdo

Jardines que impiden el giro de camiones, amplias aceras sin peatones pero poco aparcamiento

Los empresarios del polígono de As Gándaras de Lugo han emprendido una lucha contra diversas situaciones que les impiden trabajar con normalidad y que ellos califican como situaciones absurdas, hasta el punto de que algunos dicen que es el polígono del absurdo.

No apto para camiones

Medianas gigantes impiden el giro. Una de las protestas de los empresarios, que expusieron en su día al concello y recientemente a la conselleira de Medio Ambiente es que algunas calles tienen unas medianas con una anchura desproporcionada: 11 metros. Y el problema no es que a los empresarios no les gusten las medianas con césped, sino que la calzada se queda tan estrecha que los camiones no pueden girar para entrar o salir a las naves, y tienen que acabar pisando la mediana en muchas ocasiones para hacer la maniobra de entrada y salida. Así ocurre por ejemplo en la mediana que discurre al lado del centro deportivo Decathlon, a la que corresponde la foto de la derecha, de un camión que tiene que subirse a la mediana para salir cargado de una nave.

Un camión subido sobre el césped de la mediana para salir de una nave cargado
Un camión subido sobre el césped de la mediana para salir de una nave cargado

Administración obtusa

Seguirán haciendo medianas anchas en la ampliación. La mediana que discurre al lado del mencionado centro deportivo será prolongada por Xestur para poder urbanizar y construir Bricomart en una parcela detrás de Decathlon. Los empresarios pidieron a Xestur que cuando se prolongue la avenida, tengan más anchura los viales y menos la mediana, para que no siga habiendo el problema de falta de espacio para girar los camiones. Sin embargo desde Xestur y de forma absurda, dicen los empresarios, les han comunicado que la nueva mediana seguirá teniendo once metros de ancho, y que luego deberá ser el Concello quien la recorte y anchee las calles, tal como se va a hacer en el tramo actual. Los afectados no salen de su asombro porque consideran que realizar una obra que no cumple sus fines para que otra administración tenga que repararla, raya en la malversación, porque es un malgasto a sabiendas.

Aceras innecesarias

Pero calles sin aparcamiento. La asociación de empresarios de As Gándaras sospecha que en Xestur hay personas que no están capacitadas para crear polígonos, porque no entienden como se pueden diseñar con aceras muy anchas pero mucha falta de aparcamiento, ya que cualquier persona en su sano juicio sabe que el polígono está lejos de la ciudad y allí no se puede llegar a pie, sino únicamente en coche. Por tanto, lo único que necesita es espacio para aparcar delante de la empresa a la que va a trabajar o a hacer negocios. En ningún caso va a usar las aceras porque, aunque se dirija a otras empresas, lo hará en coche, debido a las largas distancias.

Calles reventadas

Mal calculadas para el peso de los camiones. Otra de las quejas es que el pavimento de muchas calles ya ha reventado con el peso de los camiones. Los empresarios insisten en que quien hace o aprueba los planos en Xestur cree que un polígono es para peatones en vez de para camiones, y por ello el pavimento de las calles no está calculado para el peso de los vehículos pesados y se rompe.

Sin punto limpio

A pesar de una gran generación de restos semiindustriales . Al margen de los residuos propios de cada empresa, para lo que tienen contratado un sistema de recogida de su sector, en casi todas las naves se producen residuos semiindustriales como baterías de vehículos o de aparatos, motores o sus componentes, restos de conducciones, de aparatos eléctricos o de la iluminación. Por ello los empresarios expresaron la necesidad de un punto limpio para depositar este tipo de basura. Pero como se trata de una competencia municipal, la Xunta les deriva al Concello, porque ellos como empresarios privados no pueden obtener una ayuda para la construcción de un punto limpio.

Falta de servicios

Ni siquiera tienen contenedores. «En todo el polígono de As Gándaras no verás un contenedor de basura del ayuntamiento. Porque no los pone. A pesar de que nos cobra puntualmente el recibo del agua y de la basura», explican los empresarios. Los únicos contenedores que se pueden ver en As Gándaras son privados, que compra cada una de las empresas para su propio uso, y que vacía el servicio de basura del concello cada ciertos días. Los contenedores son de todo tipo de colores y modelos y no guardan ninguna uniformidad. Tampoco tienen un sistema de vaciado único, por lo que el momento de la recogida para el camión será de alguna forma más o menos artesanal.

Contenedores particulares en As Gándaras
Contenedores particulares en As Gándaras

No hay coches eléctricos

Sin estaciones de carga. El polígono de As Gándaras no cuenta con puntos de recarga para coches eléctricos, a pesar de que el futuro garaje de los autobuses municipales deberá disponer de este sistema para los autobuses, pero nada se prevé para las empresas.

Sin perspectivas de gas

Solo para vehículos del Concello. En el futuro contrato de la empresa de basura se exige la construcción de una planta para los vehículos en el polígono de As Gándaras. Y se especifica que deberá haber sistema de suministro de gas GLP para los vehículos municipales del servicio, pero nadie ha previsto por ahora que se pudiese suministrar a los vehículos de empresa.

Burocracia

Administraciones que no colaboran. Los empresarios dicen estar cansados de que las administraciones se pasen la pelota unos a otros a causa de las competencias de cada uno. «Se les ve que tienen mucho más interés en decir que eso es competencia del otro, que en colaborar y llamarse entre administraciones para darnos a nosotros el problema solucionado. Luego se echan las manos a la cabeza porque invierten casi cien millones en zonas empresariales cercanas a Vigo, y las empresas se van a instalar a Portugal una tras otra. Es normal que cuando te complican la vida y te dicen ‘eso no es mi competencia’, te vayas a un país que favorece la empresa. A este paso, a nuestros hijos les queda poco futuro como empresarios», dice uno de los miembros de la directiva de As Gándaras. Explica que el problema es tan grave que los empresarios gallegos están buscando información sobre los polígonos industriales de toda Galicia para organizarse profesionalmente, y se encuentran que la Xunta ni siquiera tiene registro de todos los polígonos que existen en Galicia. «Tiene constancia de los que son de ella y de Xestur, pero no tienen datos de los privados o los municipales, y tenemos que buscarlos nosotros por nuestra cuenta para poder contactar con ellos. Este país es una desorganización», concluye uno de los miembros de la directiva de As Gándaras.

Lugo tendrá un gran centro de bricolaje y construcción de 6.300 metros cuadrados

lorena garcía calvo
La parcela de As Gándaras donde se situará el futuro Bricomart
La parcela de As Gándaras donde se situará el futuro Bricomart

Xestur adjudicará la urbanización de la parcela en cuestión de semanas. Bricomart ya solicitó al Concello en julio la licencia de obra

El polígono de As Gándaras está llamado a convertirse en un polo comercial de la ciudad, pero avanza poco a poco. Uno de los proyectos más ambiciosos reservados para la zona es la puesta en marcha de Bricomart, un gran almacén de la construcción que lleva tiempo gestionando su desembarco en Lugo y que pertenece al grupo francés ADEO, propietario a su vez de firmas como Leroy Merlín o Aki.

La intención de la compañía gala es poner en marcha un gran almacén especializado en la construcción y el bricolaje que se erigirá sobre una parcela de 25.000 metros cuadrados, con 2.200 y que contará con una superficie de venta autorizada de 6.300.

Seguir leyendo

Votación
8 votos
Comentarios

As Gándaras, el polígono del absurdo