Otra trampa en el camino del Leche Río Breogán

El Oviedo y su afición esperan con anhelo este encuentro para aliviar penas


lugo / la voz

Pumarín ya no es lo que era, de eso no hay duda, pero este sábado volverá rugir como en los viejos tiempos. En Oviedo se espera con ganas la visita del Leche Río Breogán (18.30 horas). Tanto la afición, deseosa de revivir tardes gloriosas como la de la primera jornada ante el Palma, como el equipo gobernado por Javi Rodríguez, que entiende este compromiso ante un histórico del baloncesto español como la ocasión perfecta para aliviar su agobiante situación en la tabla y reforzar la inquebrantable comunión con su hinchada. Aunque el cuadro ovetense no ha ganado más que dos encuentros en casa, el preparador breoganista está seguro de que deberán remar en un ambiente inhóspito y que la presión ambiental será el primer gran obstáculo de su equipo, al que tampoco le faltará apoyo. Al menos un centenar de hinchas lucenses alentarán al ejército celeste, que acudirá al compromiso con la totalidad de sus soldados aunque algunos saltarán al campo de batalla mermados por problemas físicos.

 En las apuestas gana por mayoría la victoria de un Leche Río Breogán que con la sorprendente derrota en casa ante el Almansa agota el cupo de errores ante rivales de menor talla como en este caso el Liberbank Oviedo, que ocupa la antepenúltima posición en la tabla con un triunfo de ventaja sobre el descenso y que no guarda buenos recuerdos de su última visita al Pazo. En la primera vuelta se impuso el conjunto breoganista por un marcador de 72-54. Como en el anterior encuentro, Javi Rodríguez podrá echar mano de todos sus hombres. «Están todos sanos y esperemos que sea así durante esta segunda vuelta», declaró el técnico del conjunto ovetense.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Otra trampa en el camino del Leche Río Breogán