Máxima seguridad en el rally

Un total de 400 personas componen el dispositivo de seguridad que velará por la prueba


Al igual que en el resto de pruebas del circuito gallego, en el Rally San Froilán se establecen una serie de medidas de seguridad, con el objetivo de que no haya problemas en los distintos tramos tanto en el apartado de coches como de aficionados.

En este rally hay un gran dispositivo con un amplio montaje de balizamientos en los tramos para las indicaciones al público, una red de comunicaciones por radio con la dirección de carrera desde cada tramo y una caravana cedida por Lugo Motor, que irá revisando el montaje de los tramos cronometrados y la colocación del público.

Darán indicaciones a los aficionados en caso de que estén mal situados. También disponen de un sistema de localización GPS de cada uno de los participantes, los que también podrán alertar a la dirección de carrera de cualquier incidencia grave.

El grupo humano que supervisa el dispositivo de seguridad lo forman 400 personas, entre las que se incluyen varias agrupaciones de protección civil.

Las indicaciones

Desde la Escudería Miño hacen una serie de recomendaciones. Piden que se haga caso en todo momento a las indicaciones de los comisarios y a las fuerzas de orden público. Los niños han de estar en todo momento bajo la supervisión de los adultos. Al público le recomiendan que se sitúen en lugares elevados.

Las zonas prohibidas para el público estarán señalizadas con una cinta roja o carteles de prohibición. «Es imposible marcar todo el circuito, por lo que debe imperar el sentido común y hay que seguir siempre las indicaciones de la organización», indica Maite Vilanova, vicepresidenta de la Escudería Miño.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Máxima seguridad en el rally