Gobierno en funciones, inversiones en el papel

Las grandes infraestructuras de Lugo siguen en procesos de redacción de proyectos o limitadas por el gasto


lugo / la voz

Que un Gobierno esté en funciones tiene consecuencias para todas las administraciones y para los proyectos estatales en marcha. Sucedió cuando estuvo un año en la misma situación el ejecutivo de Rajoy y está sucediendo ahora. Y aunque hay mecanismos legales para que las obras sigan sus procesos de licitación y adjudicación -incluso en ejecución con los presupuestos prorrogados, como sucede ahora-, la maquinaria gubernamental para impulsar determinadas actuaciones no es la misma.

Las últimas respuestas parlamentarias del Gobierno a preguntas de los diputados populares Jaime de Olano y Joaquín García Díez sobre diferentes infraestructuras pendientes en la provincia son similares a las de hace un año e incluso a las que el Gobierno del PP les daba a PSOE y En Marea en la pasada legislatura. Y es que las obras pendientes en Lugo siguen sus trámites, pero de una manera lenta, con proyectos que ya caducaron o con eufemismos para no decir claramente que no son actuaciones prioritarias.

 N-VI EN LUGO

Glorieta de Alfonso X y enlace del puente banco. La obra más urgente en desatascarse para Fomento será la necesaria glorieta de la N-VI con Alfonso X. El Gobierno señala «que se están priorizando los trabajos, que se encuentran en fases avanzadas de proyecto y estamos manteniendo reuniones con el Concello para lograr la disponibilidad de los terrenos». Esta obra tuvo retrasos por problemas del Concello para encontrar a todos los propietarios de los terrenos afectados, lo que al final ha obligado a cambiar la idea inicial y para agilizar la obra serán menos las parcelas afectadas. Para Fomento esta obra es prioritaria frente a la de la conexión del puente blanco con la rúa Santiago, que quedaría para después.

 MANTENIMIENTO DE CARRETERAS

Acciones en la A-6. El Gobierno recuerda que en los presupuestos del Estado, aunque estén prorrogados, ya prevén partidas genéricas para el mantenimiento ordinario de las carreteras en cada provincia. En las de Lugo señala que la inversión es de más de 10 millones y que han incluido mejoras en la A-6. Además, en esta autovía se están ejecutando las reformas de los viaductos de Silvela y de Noceda (As Nogais) y la adaptación legal de los túneles de la vía.

 LUGO-OURENSE

Volver a empezar. Fomento señala con respecto a la A-56 que su prioridad es acabar las únicas obras en marcha de la autovía, en Carballedo. Para el resto de tramos, desde Guntín hasta Carballedo, tienen que volver a actualizar los proyectos que se hicieron hace más de una década «porque requiere de su actualización para adaptarlo a la normativa vigente, a los criterios de eficiencia y a la realidad actual del territorio, lo que se realizará en concordancia con la priorización de actuaciones y las disponibilidades presupuestarias». Como se puede comprobar, se trata de un eufemismo para no decir que en esta autovía, a la que hubo un momento que se le quiso dar un impulso, se ha vuelto ha ralentizar la ejecución. Otra decisión que ha tomado Fomento en el último año ha sido vincular el intercomunicador de la A-54 con la N-540 en Guntín con el nuevo proyecto de la A-56 entre Narón y Guntín «que requiere de actualización». Así, aquellos casi tres millones que llegó a haber en los presupuestos del Estado para este intercomunicador no se llegaron a ejecutar y su obra irá condicionada a la de la autovía Lugo-Ourense. Un ejemplo de que los gobiernos recogen en las cuentas del Estado cantidades que luego no se ejecutan y tampoco se clarifica a qué otra obra del país se trasladaron. Computaron en Lugo y finalmente se ejecutaron en otra parte.

 Mientras no se construye la A-56, Fomento informa a los diputados del PP de que entre el 2018 y el 2019 se invirtieron 2,78 millones en las reparaciones urgentes. Aun así, la rehabilitación del firme en la N-540 entre los kilómetros 21,8 y 62,85 «se encuentra en fase de redacción del proyecto, que se adaptará teniendo en cuenta las actuaciones ya realizadas con carácter de urgencia estos dos años».

LUGO-SANTIAGO

A ritmo del 2022. La adjudicación de los últimos tramos, con el PP en el Gobierno, ya se hizo con el horizonte de inicios del 2022 y el Gobierno del PSOE lo asume. Así, el ritmo de las obras sigue siendo lento. El Gobierno reconoce que en el tramo Melide-Palas se llevan ejecutados trabajos por valor de 11,1 millones, cuando el coste total es de 70,87.

 Por otra parte, sobre los prometidos pasos inferiores para peregrinos en la N-547, tanto en Palas como en O Pino, «el proyecto de construcción se encuentra en fase de redacción». El presupuesto es de 1,83 millones y con los continuos retrasos comienza a ser difícil que estén listos para el Xacobeo 2021.

 AUTOVÍAS DEL NORTE Y SUR 

Aún en papeles. La A-74, desde Barreiros a San Cibrao, sigue en fase de redacción de proyecto, a pesar de las promesas plasmadas en los últimos presupuestos del Estado del PSOE, que finalmente no llegaron a aprobarse. Por ejemplo, para el tramo entre San Cibrao y Burela se apunta: «Es necesario licitar un contrato de servicios para redactar el proyecto».

 Por su parte, la A-76 (Ourense-Ponferrada) a su paso por Monforte a través de una circunvalación se encuentra en fase de redacción de proyecto.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Gobierno en funciones, inversiones en el papel