¿Puede ser la última bala?

La opinión de Ricardo Hevia


Fue una semana turbulenta. Una victoria podía ser suficiente y dos nos llevaban a la gloria, pero no hubo manera. Otra vez tocó perder y, además, de manera dolorosa el jueves y muy amarga el domingo. En ambas ocasiones con la sensación de que se pudo ganar, que se tocó con la yema de los dedos alguna victoria imprescindible. El triple asesino de Richotti y los minutos finales del segundo cuarto frente al Herbalife Gran Canaria tardarán en borrarse de la memoria. Igualmente los descartes y una vez más las lesiones de última hora y la sorprendente aparición de Ricardo Uriz. Todo muy confuso. Una tónica que se inició en agosto cuando de Norel nos dijeron que reaparecería en febrero, luego en Marzo y luego... Bueno, luego ya sabemos. Y cómo este club, en teoría modesto, soporta una nómina de 16 jugadores, los 12 inscritos en el acta más Norel, Ochefu, Quintela y Vidal. Al nivel de Barça y Real Madrid. Y tantos vaivenes y cambios no ayudan, ahora solo cabe esperar un milagro. Bueno, quizás no precisamente un milagro sino dos victorias que pueden ser suficientes si los demás nos siguen dando vidilla.

¿Tendrá este equipo capacidad para lograr vencer en la cancha del Andorra, para levantarse después de tanto sufrimiento? Los dos últimos partidos en el Pazo Universitario han sido crueles para el equipo breoganista, no solo por los resultados sino también por su desarrollo y eso pasa factura. Pero también es cierto que un triunfo puede dejar abierta una posibilidad de salvación. Nueve victorias, no hace mucho tiempo, parecían una condena segura y bien merece la pena dejarse la piel por llevarse una alegría, por hacer feliz a esa afición incondicional y por torcer una historia que parece escrita. Por relevarse ante un destino amargo y que parece inapelable. Miles de seguidores esperan un último esfuerzo y un sábado feliz. Que así sea.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

¿Puede ser la última bala?