El PSOE arrebata el primer puesto al PP en más de un tercio de los concellos de Lugo

En todos los grandes ayuntamientos, salvo Vilalba, los populares ceden la primera plaza a los socialistas


lugo / la voz

El panorama político de Lugo es más rojo y menos azul tras las elecciones de anteayer. Los dos concellos en los que el PSOE logró el triunfo en las generales del 2016, Negueira de Muñiz y Pedrafita do Cebreiro, han pasado a 25 con las elecciones del domingo. En esa lista se mantienen los dos de las anteriores y entran otros 23.

Esos otros municipios en los que el PSOE consiguió ser la fuerza más votada son A Fonsagrada, A Pontenova, Alfoz, Burela, Castroverde, Cervantes, Cervo, Foz, Láncara, Lourenzá, Lugo, Monforte, Navia de Suarna, O Valadouro, Ourol, Pol, Rábade, Ribadeo, Ribas de Sil, Ribeira de Piquín, Sarria, Trabada y Viveiro.

La relación indica que el PSOE logró situarse anteayer en el primer lugar en los concellos de más población. Así ocurrió en la capital de la provincia, en Monforte, en Viveiro y en Sarria, y solo en un feudo tradicionalmente fiel al partido de la gaviota, Vilalba, los populares mantienen su hegemonía.

De todos modos, ese primer lugar también fue conseguido por los socialistas en concellos que están en el borde de los 10.000 habitantes -Foz, Burela y Ribadeo-, como en otros cuya población está por debajo de los 1.000 -Ribeira de Piquín-. Se trata, por otro lado, de un predominio que se registra en distintas comarcas de la provincia, con la salvedad de A Ulloa y de la Terra Chá, en donde el PP consiguió mantener su condición de fuerza más votada. En cambio, el PSOE alcanzó ese primer lugar en cinco de los ocho municipios costeros -el PP ganó en Barreiros, en Xove y en O Vicedo- y en la montaña oriental, una zona en la que tradicionalmente captó las preferencias del electorado.

Los triunfos del PSOE tuvieron como escenario, salvo contadas excepciones, municipios cuyas corporaciones están presididas por una persona de esa misma fuerza. A Fonsagrada, A Pontenova, Alfoz, Burela, Castroverde, Cervantes, Láncara, Monforte, Navia de Suarna, O Valadouro, Pol, Ribas de Sil y Ribeira de Piquín tienen alcalde socialista. En Lourenzá, Trabada, Lugo, Sarria, Trabada y Viveiro también gobierna el PSOE, pero con mujeres en la alcaldía.

El PSOE logró también el primer puesto en dos concellos de regidor popular, Foz y Cervo, y en Rábade, en donde la corporación municipal está presidida por el independiente Francisco Fernández Montes desde hace varios mandatos. Por último, el PSOE se alzó también con el primer puesto anteayer en Ribadeo, cuyo gobierno local está en manos del BNG desde el 2007, con Fernando Suárez Barcia como regidor.

Aunque se trata de municipios con desigual población, hay diferencias de unos a otros concellos por el porcentaje que separa al PSOE del PP. Por ejemplo, los socialistas sumaron más del doble de los votos que los populares en Negueira de Muñiz (53 frente a 26), igual que sucedió en Ribeira de Piquín (216 frente a 100); en Viveiro consiguieron prácticamente un tercio más (3.128 frente a 2.300), en Sarria alcanzaron alrededor de un seis por ciento más (2.269 frente a 2.130) y en A Fonsagrada superaron al PP con un 27 % más de apoyo ciudadano (926 frente a 668).

Por otro lado, un porcentaje muy similar al del municipio sarriano se dio en un concello de esa misma comarca, Láncara, en donde la distancia en votos del PSOE sobre el PP se situó en el siete por ciento (582 frente a 540).

Friol, Triacastela y Riotorto, en cabeza en participación, y Abadín, Cervantes y Navia, a la cola

Friol, Triacastela y Riotorto fueron ayer los municipios de la provincia en los que se registró una participación más alta. Fue del 81,78 % en el primer municipio, del 79,97 % en el segundo y del 79,14 % en el tercero. Por el contrario, Abadín, Cervantes y Navia se situaron como los de mayor abstención: en Abadín votó el 58,32 % de los vecinos; en Cervantes, el 60,82 %, y en Navia de Suarna, el 63,12 %.

Si tomamos como referencia lo ocurrido en el 2016, se observan diferencias de porcentaje pero no grandes vuelcos de tendencias: por ejemplo, en las anteriores elecciones, en Friol votó el 79,91 %, y en Navia de Suarna, el 67,12 %. Por ello, los respectivos alcaldes, el popular José Ángel Santos y el socialista José Fernández, manifestaron que lo sucedido la víspera había sido una muestra más de un comportamiento más bien previsible.

Para Santos, el porcentaje de voto y la holgada diferencia del PP frente al PSOE, que no llegó ni a la mitad de los votos populares en este municipio, demuestran que el grupo de gobierno realiza un buen trabajo, si bien reconoció también que convenía separar unas elecciones generales de unas locales. Por su parte, Fernández vio también cómo su partido era el más respaldado el domingo por los vecinos. Para el alcalde naviego, hay también una satisfacción al ver que las siglas propias encuentran ese apoyo en las urnas.

Fuga de votos a Ciudadanos y a Vox en Vilalba, en donde el PSOE se acerca al PP

La distancia entre el PSOE y el PP en Vilalba fue anteayer de 768 votos. La situación resultó muy distinta a la del 2016, pues entonces los populares estuvieron cerca de triplicar a los socialistas (4.443 frente a 1.654). El porcentaje de voto se situó anteayer en el 69,49 %; en el 2016 estuvo en el 66,28 %.

«A división do centrodereita si nos penaliza», dijo ayer Agustín Baamonde, alcalde y candidato en las municipales de mayo. Ciudadanos tuvo el domingo 547 papeletas en Vilalba, y Vox, 433, por lo que la estrategia popular apuntará a retener esos 980 votos. Ni Ciudadanos ni Vox presentan candidatura municipal en el ayuntamiento vilalbés, en donde el PP ocupa desde hace décadas todo el espacio del centroderecha. Por su parte, Elba Veleiro, concejala y candidata del PSOE, destacó el aumento del apoyo y dijo que percibía una corriente de simpatía, que se había notado en esta pasada campaña y cuya continuidad antes de las municipales dio por segura.

Las otras dos candidaturas que se presentan en Vilalba en las próximas municipales compiten a la izquierda de los socialistas y son las de Vilalba Aberta y el BNG. La primera tiene como número uno al concejal Modesto Renda, que ya ocupó ese mismo puesto en el 2015, y la segunda, a Víctor Rei, que sustituye a Félix Jorquera.

PSOE y PP se ven reforzados en Guitiriz tras quedar casi empatados

Dos votos separaron anteayer al PSOE y al PP en Guitiriz. Los conservadores consiguieron el primer puesto, aunque la diferencia fue menor que en las generales del 2016. Ayer, pensando en las municipales del mes próximo, los respectivos candidatos de ambos partidos, Marisol Morandeira y Xosé María Teixido, coincidían en interpretar los resultados como un estímulo.

Para la número uno del PSOE, los resultados fueron un éxito, una muestra de que el partido merece el respaldo vecinal y un estímulo para trabajar. Para el candidato popular, que subrayó que su partido fue el más votado, suponen un aliciente para trabajar con ganas. En las próximas municipales, en Guitiriz se presentan también el BNG, con Xosé Lois González Souto al frente, y el grupo independiente, que usa las siglas de Converxencia Galega y que tiene de candidato a Jordi Blengua. Esas siglas ya fueron usadas en las elecciones del 2015 por el concejal Jesús Veres, que ya anunció hace meses su decisión de no presentarse, con lo que está cerca de terminarse una larga etapa como miembro de la corporación.

Marisol Morandeira encabezará por primera vez la candidatura del PSOE, en tanto que Xosé María Teixido accedió a la alcaldía en el 2015, aunque sin mayoría absoluta, y pasó a la oposición en el 2015, al recuperar el PSOE el gobierno local.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

El PSOE arrebata el primer puesto al PP en más de un tercio de los concellos de Lugo