monforte / la voz

El cambio de tiempo y la llegada de las lluvias no restaron animación a las celebraciones propias del Domingo de Entroido que tuvieron lugar en diversas localidades de la provincia. Por la mañana, Navia de Suarna y Taboada fueron escenario de dos arraigados festejos gastronómicos propios del tiempo de carnaval.

El más veterano es la Festa da Androlla, en el primero de estos municipios, que llegó este año a su edición número veintinueve. Tres mil kilos fue la considerable cantidad de este embutido tradicional -a un precio medio de seis euros- que se puso a la venta junto con la rosca de Navia, diversas clases de quesos, derivados del cerdo y productos artesanales. El programa de actividades comprendió, además de una degustación gratuita de doscientos kilos de androlla, la tercera Ruta da Androlla en 4 x 4 y varias actuaciones musicales.

En Taboada se celebró al mismo tiempo la Festa do Caldo de Ósos, una cita solo un año más joven que la de Navia. El festejo empezó el sábado con el festival musical Festóso y ayer tuvo su apogeo en una jornada que se abrió a primera hora con una exposición de productos típicos y derivados del cerdo. El pregón corrió a cargo de José David Fidalgo, directivo de la Casa de Galicia de Bilbao y organizador de la Cata de Viños Galegos en Euskadi que se celebra anualmente en la capital vizcaína. Tras el discurso se ofreció una degustación gratuita de caldo de ósos y después una comida a base de este plato tradicional.

Volantes y peliqueiros

Por otro lado, a primera hora de la tarde comenzó en la parroquia de Santiago de Arriba -en el municipio de Chantada- la celebración del Entroido Ribeirao, uno de los carnavales rurales de mayor valor etnográfico de la provincia y de Galicia. Como es habitual, las danzas de los volantes -personajes ataviados con unos espectaculares sombreros- y los peliqueiros -con cinturones cargados de cencerros- confirieron una especial vistosidad y sonoridad al festejo. El Domingo de Entroido es la tercera jornada de este antiguo ciclo festivo, precedida cada año por el Domingo Lambedoiro y el Domingo Corredoiro. Quienes se las hayan perdido esta vez tendrán otra oportunidad mañana, cuando se celebre la última jornada de las fiestas. Será a partir de las cuatro de la tarde.

Pero antes también se podrá disfrutar de otro de los carnavales tradicionales más emblemáticos de la provincia: el de la parroquia de Salcedo -en A Pobra do Brollón-, el único de Galicia protagonizado por la figura de un oso. Hacia las cinco de la tarde de hoy, el feroz personaje saldrá a recorrer las calles de la localidad acompañado por sus ayudantes enmascarados para embadurnar de ceniza a todos los que se le pongan por adelante, sean vecinos o forasteros. Quienes se acerquen hoy a Salcedo ya saben el riesgo que corren.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Una jornada llena de máscaras, caldo de ósos y androllas