A O Cebreiro, solo en microbús

El alcalde de Pedrafita cree que la solución más viable para no obstaculizar el tráfico es un transporte público


Puede llegar el momento en el que la única posibilidad de acceder a O Cebreiro en los días de nieve sea mediante un sistema de transporte público. Habrá que dejar el coche en Pedrafita y utilizar un microbús. Esa es una de las grandes soluciones para evitar el caos que se produce especialmente los fines de semana de nevadas en los que se colapsa la carretera principal con cientos de vehículos. El pasado fin de semana, por ejemplo, «cayeron» más de doscientas denuncias. El problema, sin embargo, puede llegar si se produce una emergencia y no hay una manea de salir rápida.

José Luis Raposo Magdalena, el veterano alcalde de Pedrafita, considera que el transporte público es una de las grandes alternativas. La implantación puede generar polémicas, pero solo entre unos pocos. El regidor recuerda que ya lo intentó hace años pero le llovieron muchas críticas. El chaparrón más grande que le cayó en los más de veinte años en el consistorio, recuerda. Otra alternativa, menos viable, sería hacer aparcamientos en la zona pero, en Pedrafita no falta quien asegure que los de O Cebreiro no cederán ni un palmo.

Raposo Magdalena entiende que el mini bus podría ser una solución, «entre outras razóns porque hai persoas que non se defenden ben co coche na neve, outras que non levan os pneumáticos adecuados...». Lo que parece ideal, según el regidor de Pedrafita, sería «subir en transporte publico (bus, taxis todo terreno...), estar as horas que se queiran e baixar logo. Non habería problema de ningún tipo e así solucionaríase perfectamente o asunto».

El alcalde puso ejemplos de grandes ciudades a las que no se puede entrar con el coche y es necesario moverse en transporte público. Es más, dijo que si este dejaba de funcionar en una capital y los ciudadanos echaban mano de sus coches el caos sería impresionante. «No Cebreiro ?recordó? creo que hai que funcionar con ese sistema; se non é a través da administración, por medio da iniciativa privada porque, recordó, existente todoterrenos y otros modelos privados. De no ser así, el Concello haría una ordenanza, que ya estudió hace tiempo, para implantar un sistema de transporte con las las correspondientes tarifas y horarios. En su momento incluso llegaron a tener ojeado un microbús.

Raposo cree que hacer aparcamientos es complicados porque supone muchas autorizaciones a la hora de mover tierras por estar la zona en Red Natura. Una solución sería hacer un tercer carril a lo largo de la carretera, pero eso supone trabas burocráticas y posiblemente vecinales.

«Hai sitios pero son particulares. Habería que expropiar, encher de terra.... Os propietarios terían que cedelos senón sería vía expropiación. E logo habería que ver tamén se se autorizaban eses movementos de terras por parte de organismos:

Patrimonio, entidades ambientais... Podería ser meterse cun carril paralelo á estrada, cousa que non queren os organismos de obras públicas. Para iso hai que «comer» seis metros desde O Cebreiro, cara un lado e cara o outro. Iso para facelo eficaz. Parte deses terreos son monte común e poderían xerarse problemas», indicó el alcalde de Pedrafita, que ya otros años abordó con diversas autoridades la situación de la falta de aparcamientos.

«Cando imos á praia, deixamos os coches no medio das estradas?», pregunta el regidor

«Non se soluciona o tema cun aparcadoiro. Habería que facer un espazo para cinco mil coches? Creo que nos debería funcionar o sentido común a todos. Cando vamos ás praias non se nos ocorre deixar o coche no medio da estrada porque non hai sitio para aparcar! », dijo el José Luis Raposo Magdalena.

El regidor recordó que el fin de semana en Pedrafita también tuvo que intervenir Tráfico porque hubo coches en la calzada, «habendo sitios baleiros». «Imos a unha comodidade que é imposible. Desaparécenos o sentido común a todos», reflexionó.

«Pódese facer un aparcadoiro para trescentos, catrocentos ou cincocentos coches, si; pero sería o mesmo: a xente continuaría a aparcar de mala maneira e continuaría o problema», opina el regidor. Raposo destacó la gran labor realizada por la Guardia Civil de Tráfico que ayudó a muchos automovilistas e incluso les advirtió de que no se podían aparcar en la carretera. Al día siguiente había largas colas de vehículos en la calzada. «Adoita ocorrer que, cando nos dan un dedo, collemos o brazo. Ás 11 da mañá do domingo pasei por o lugar cunha máquina. Tivo que ir un vehículo diante para axudar a esquivar os coches e puidera pasar a cuña. Se cadra, non temos que volver por alí con ela e buscar outro enlace para chegar á estrada de Liñares, que é municipal», dijo. Raposo piensa que, posiblemente, la Guardia Civil tendría que enviar más efectivos en días como los del pasado fin de semana, como cuando se celebra algún acontecimiento. En cualquier caso dijo que esa era una cuestión que no podía decidir el Concello.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

A O Cebreiro, solo en microbús