La Diputación admite que busca más usos para el edificio de la Cámara

El inmueble de Ramón Ferreiro es la primera opción para trasladar Recaudación


lugo / la voz

El presidente de la Diputación de Lugo, Darío Campos y el equipo ejecutivo de la Cámara de Comercio, se reunirán el próximo jueves para avanzar en la negociación para la venta del edificio de la avenida de Ramón Ferreiro, propiedad de la entidad cameral y embargado por sus ex trabajadores. Esta es una de las opciones que el organismo provincial baraja para trasladar el Servicio de Recaudación, según admitió ayer el diputado Álvaro Santos, aunque no la única.

Santos explicó que la Diputación pretende descartar esta posibilidad de compra antes de empezar a valorar las otras opciones que manejan. Una de ellas es el antiguo Fogar de Santa María, que ya se tomó en consideración en un principio, pero que presentaba algunos problemas con las licencias.

El diputado Álvaro Santos puso de manifiesto que, una vez que se reúnan el presidente de la Diputación y el secretario de la CEL, convocarán una reunión de portavoces de los otros grupos. La intención, según Santos, es llegar a un consenso en este asunto. Cabe recordar que al primera propuesta de comprar el edificio de Ramón Ferreiro partió de Elena Candia, en su etapa al frente del organismo provincial.

Aplazamiento de la subasta

La venta de este edificio, que permitiría a la Cámara de Comercio iniciar una nueva etapa con menos lastres económicos de los que arrastra, fue uno de los temas que abordaron la CEL y la portavoz del PP en el organismo provincial y presidenta del partido en la reunión celebrada días pasados.

La Cámara de Comercio, en función de los resultados de esta reunión, la primera de carácter oficial, tendrá que solicitar al Juzgado Social número dos un nuevo aplazamiento de la subasta del edificio. Esta instancia lo concedió cuando se iniciaron las conversaciones para dar un margen de tiempo para alcanzar un acuerdo, antes de sacar el inmueble a subasta.

Acuerdo con el personal

La entidad que preside Xabier Díaz ya solicitó autorización a la Xunta para venderlo. El dinero íntegro de la operación lo destinarán a pagar las deudas con los trabajadores, según reconoció Díaz, quien admitió que no será suficiente para abonar ni la mitad de la deuda. Para saldarla necesitan llegar a un acuerdo con los trabajadores, en el que la actual ejecutiva de la entidad cameral pretende implicar también a la Xunta de Galicia. Por el momento, el departamento que dirige Francisco Conde no ha dado ningún paso adelante.

El precio que están barajando las partes ronda el millón de euros, que es la cantidad que está consignada en el presupuesto de la Diputación para adquisiciones patrimoniales. Santos reconoció que todavía no se había fijado una cantidad concreta para cerrar la operación.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

La Diputación admite que busca más usos para el edificio de la Cámara