El legado que podría perder el Museo

Destacados trabajos orfebres y obras pictóricas componen la colección de Álvaro Gil


lugo / la voz

Si se ejecuta la sentencia del Tribunal Supremo que ordena a la Diputación devolver a la familia las piezas cedidas por Álvaro Gil entre 1955 y 1980, el Museo de Lugo perdería algunas de sus obras más emblemáticas. Durante varias décadas han despertado el interés y el asombro de miles de visitantes, así como de prestigiosos investigadores de todo el mundo. Componen el legado algo más de medio centenar de elementos de orfebrería castrexa, como el Torques de Burela -es el más grande de los hallados en Galicia-, el Carnero alado de oro de Ribadeo o brazaletes; y una veintena de cuadros, entre los que hay joyas pictóricas del pintor Xesús Corredoira y de artistas catalanes como Curós o Mompou.

crónica medio centenar de piezas artísticas de gran valor

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos

El legado que podría perder el Museo