Elena y Esteban, 19 años presentes

La familia sigue reclamando que se localice a los culpables


lugo / la voz

Diecinueve velas y globos blancos y negros, junto con un crespón y varias decenas de personas, sirvieron para recordar ayer a las dos víctimas del crimen de O Ceao, Elena López y Esteban Carballedo, compañeros en el Cash Record de O Ceao. Sus cadáveres aparecieron en la mañana del 1 de mayo de 1994, en el supermercado en el que trabajaban.

Las velas las encendieron Isabel, la hermana de Elena, que lleva años luchando para tratar de conseguir que la investigación avance, y un hermano de Esteban. Se concentraron arropados por familiares y amigos.

Concentración reivindicativa

Isabel López leyó un manifiesto en el que recordó que falta un año para que el crimen de O Ceao prescriba, sin que la Justicia haya cumplido con su obligación. La hermana de Elena puso de manifiesto que estaba decepcionada porque no se habían cumplido las promesas del presidente de la Audiencia de Lugo ni del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia.

Elena López protagonizó una huelga de hambre para reclamar que se reabriera el caso. Después de varios días sin comer, delante de la sede de los juzgados, le prometieron que el caso pasaría a un juzgado de instrucción, pero sigue en uno de ámbito civil.

Los familiares de Elena y de Esteban reclaman con esta concentración que se investigue a fondo el crimen y que sus autores paguen por lo que hicieron.

A la concentración asistieron representantes de Izquierda Unida, entre ellos el diputado de AJE, Ramón Vázquez.

aniversario el doble crimen de o ceao, sin resolver

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos

Elena y Esteban, 19 años presentes