El fiscal cree que un hombre fue a la cárcel por una violación que no hizo

La presunta autora de la denuncia podría ser condenada a dos años


Lugo / la voz

Un hombre pasó cuatro meses en prisión acusado de una violación que presuntamente no cometió. El fiscal estima que el afectado fue víctima de una denuncia falsa por parte de R. M. D. L. para la cual solicitó ayer dos años de cárcel, en el transcurso del juicio que tuvo lugar en el Juzgado de lo Penal número 1 de Lugo. Esta mujer dijo que sí había sido objeto de una agresión sexual, si bien manifestó que el autor había utilizado un preservativo.

La acusada fue a la comisaría de policía de Viveiro sobre las ocho y media del día 12 de julio del año 2009. Contó que el hombre que había sido su pareja hasta no hacía mucho la había obligado a mantener relaciones sexuales amenazándola con un cuchillo.

Según el fiscal, ofreció diversos pormenores como que había acudido al piso en el que ambos habían convivido, sobre la una y media de la tarde del día anterior, con la finalidad de recoger algunos efectos personales. Cuando se encontraba en el dormitorio entró el denunciado, sacó un cuchillo de cocina de grandes dimensiones de la almohada y se lo puso al cuello. A partir de ese momento la obligó a mantener relaciones sexuales en contra de su voluntad.

El fiscal expuso que la acusada interpuso la denuncian teniendo perfecto conocimiento de la falsedad de los hechos que relataba puesto que ni tan siquiera había mantenido relaciones sexuales con el denunciado. Como consecuencia de la denuncia, el Juzgado de Instrucción número 2 de Viveiro abrió unas diligencias previas que motivaron el ingreso en prisión del denunciado. Estuvo en la cárcel desde el 14 de julio hasta el 10 de noviembre de 2009. El 5 de octubre de 2010, el juzgado acordó el sobreseimiento libre de las actuaciones.

La acusada dijo que sí hubo relaciones sexuales, sin embargo las analíticas efectuadas revelaron que las muestras tomadas no correspondían a la persona denunciada. Esta fue la razón por la cual fue puesta en libertad.

Una psicóloga que atendió a la denunciante durante casi un año dijo que en ese tiempo no había detectado ningún síntoma de que la afectada hubiese llevado a cabo una fabulación.

Por otra parte, ayer fue juzgada una mujer a la cual el fiscal acusó de rayar con una llave u otro objeto punzante los laterales de un turismo, propiedad de su expareja que se encontraba aparcado en el paseo marítimo de Burela. Los daños fueron tasados en 2.211 euros. Los hechos sucedieron en la tarde del 27 de septiembre de 2010. El fiscal solicitó inicialmente para la acusada una pena de multa de seis meses con una cuota diaria de diez euros.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos

El fiscal cree que un hombre fue a la cárcel por una violación que no hizo