Internet y la crisis aumentan las obras que optan al premio literario Manuel Orestes

Un cubano ganó en el apartado de poesía y un andaluz en narrativa


sarria / la voz

Los integrantes del jurado del certamen literario Manuel Orestes Rodríguez que organiza el Concello de Paradela tuvieron mucho más trabajo que el habitual para decidir en la mañana de ayer a los ganadores en los apartados de poesía y narrativa. El motivo es que el número de trabajos que se presentaron a la 17 edición del certamen multiplicó por cinco el de las ediciones anteriores.

En esta ocasión los responsables del fallo tuvieron que escoger entre 958 trabajos, cuando en pasados concursos el número apenas llegaba a los dos centenares.

El ganador entre las 420 obras de poesía fue José Antonio Repeto, de Jerez de la Frontera con su obra: Siete sonetos para el mar. Los lucenses Xosé Otero y Marcial González lograron sendos accésits por sus trabajos Esperto caraveis mollados y Manuel.

Entre los 538 aspirantes al premio de narrativa el jurado se decantó por el cubano residente en Miami Erick Hernández por la obra: Por la residencia aguantamos. Otorgaron accésits al quirogués Pepe Pol y al pontevedrés Xaime Domínguez y menciones de honor para los pontevedreses Marcos Dios y Sofía Rodríguez.

Uno de los grandes detonantes de este espectacular incremento fue la posibilidad de presentar los trabajos por Internet, ya existía el pasado año pero no fue demasiado publicitado. En esta ocasión llegaron 886 trabajos por esta vía. Esta opción trajo consigo que centenares de escritores de Sudamérica se presentaran al certamen. «No hubo ni un solo país de Hispanoamérica del que no nos llegaran obras», manifestó uno de los integrantes del jurado.

El otro motivo por el que hubo muchos más trabajos que lo habitual es por la crisis económica, algo que también se notó en otros certámenes literarios. El Manuel Orestes no es de los de mayor dotación económica, seiscientos euros para cada modalidad, pero aún así todos los años se presentan, bajo seudónimo, literatos de prestigio.

El único pero que trajo consigo el aluvión de trabajos es que en una parte importante las obras carecieran de la calidad de otros años. «Es cierto que por arriba recibimos una gran cantidad de trabajos de un excelente nivel que nos obligó a realizar un gran esfuerzo para tomar una determinación, pero también notamos que en los de abajo había algunas obras bastante mediocres», manifestó otro de los miembros del tribunal.

Votación
0 votos

Internet y la crisis aumentan las obras que optan al premio literario Manuel Orestes