La verdad sobre la energía nuclear


La decisión alemana de cerrar sus plantas de energía nuclear ha reactivado la polémica sobre dicha energía, aunque la verdad es que ha sido una decisión más política que técnica como han asegurado sus medios de difusión. Han pasado los tiempos y hay que reconocer que la energía nuclear es la más limpia y barata de todas las que la tecnología ha logrado explotar. Y es preciso reconocer también que la mejor forma de luchar contra la contaminación ambiental que va avanzando es utilizar este tipo de energía. Esto lo pueden hacer los nuevos reactores porque los actuales que tenemos en España ya debieran haber sido sustituidos.

Que Alemania no quiera este tipo de centrales no quiere decir nada, porque tiene un surtido extraordinario de gas desde Rusia que no tienen los demás países. España con el nivel de vida que tiene no podrá en el futuro prescindir de esta energía. Muchos ciudadanos están alarmados por el montante de la facturación eléctrica, que indudablemente va a seguir subiendo.

La energía nuclear puede salir reforzada de la grave crisis que provocó el terremoto del Japón, a pesar del pánico creado y de la apocalipsis que señalaron algunos. No tendremos jamás independencia energética si España no asume los riesgos que representan las centrales nucleares. Pero eso sí, instalando unas nuevas que sustituyan a las actuales y con un control y seguridad absoluto. Las actuales ya debieran de haber sido sustituidas, porque no se podrá hablar en el futuro de política industrial sin hacerlo previamente de política energética.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

La verdad sobre la energía nuclear