«O Pequeniño» recibió un gran homenaje de su gente en O Incio

Manuel Díaz, muerto en 1936, fue recordado en varios actos


monforte / la voz

El médico y secretario de Izquierda Republicana en O Incio, Manuel Díaz, conocido popularmente como O Pequeniño, recibió este fin de semana el homenaje de su familia, amigos y vecinos. El acto de reconocimiento, al que asistieron más de dos centenares de personas, se celebró 75 años después de que el galeno fuera perseguido y ajusticiado en el lugar de Casilla da Serra, justo en el acceso de la antigua carretera que unía Rubián con Cruz do Incio.

Los actos, que dieron comienzo el pasado sábado con una mesa redonda, fueron organizados por familiares del político, que contaron con la colaboración del Concello de O Incio y de la Diputación. Nemesio Pérez Díaz fue el responsable de coordinar todo el programa.

Una recepción en el Concello en la que participaron varios miembros de la corporación encabezados por alcaldesa, Laura Celeiro, fue el acto que inauguró la jornada. Los asistentes pudieron contemplar una exposición sobre la vida y trágica muerte de Manuel Díaz.

La plaza principal de O Incio fue el lugar elegido para colocar un busto del homenajeado. La inauguración fue conducida por un sobrino de O Pequeniño, José Luis Díaz y comenzó con la interpretación del Himno de Riego. Pilocha interpretó Negra Sombra y Claudio Rodríguez Fer leyó dos poemas alusivos a la represión ejercida en la Guerra Civil. Los sobrinos del homenajeado, Ricardo Díaz y José Gabriel Vázquez, dirigieron unas palabras a los asistentes y el acto conmemorativo se cerró con la interpretación del Himno Galego.

Una vez finalizada la primera parte del homenaje, los asistentes se dirigieron hacia el lugar da Casilla da Serra, a unos tres kilómetros de la capitalidad municipal, para proceder al descubrimiento de un monolito en el punto en el que se cree que le quitaron la vida a Manuel Díaz.

En ese enclave realizaron un acto muy similar al anterior tanto en el apartado musical como en las intervenciones. La más emotiva fue la de Manuel Luis Díaz, sobrino nieto del fallecido e hijo de Guillermo Díaz, la persona que se encargó de enterrar a O Pequeniño.

Una vez que finalizaron los actos que se pueden considerar oficiales, la mayoría de asistentes se congregaron en una comida de confraternidad que celebraron en una carpa.

O Pequeniño do Incio tardó más de 75 años, se cumplieron el pasado 11 de septiembre, en recibir el reconocimiento de sus vecinos, que ahora le pueden recordar por partida doble, tanto en el monolito de Casilla da Serra, como en el busto de la plaza pública.

La celebración contó con la participación de más de doscientas personas

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos

«O Pequeniño» recibió un gran homenaje de su gente en O Incio