Un tiempo pasado fue mejor

La Voz A. CENDÁN | VILALBA

LUGO

En directo | Escolares de preguerra Trece vecinos de Santaballa recordaron la época más esplendorosa de la escuela habanera, dentro de los actos organizados con motivo del centenario de la Liga Santaballesa

23 jul 2007 . Actualizado a las 07:00 h.

Solamente un nonagenario santaballés, Antón de Miragaya, recuerda al maestro Román Antolín, que ejerció su magisterio en las dependencias construidas por la asociación de emigrantes hace cerca de un siglo. Este docente pasó por Santaballa entre 1918 y 1922. Antón evoca con gran humor su infancia en este centro escolar comentando que «meus pais querían que estudiase para cura, pero eu quería ser perito. Entonces pensei que era mellor seguir fozando na terra», lo que despertó las carcajadas de los asistentes al acto «Os meus recordos escolares», destinado a rememorar los primeros años de la vieja escuela habanera mediante los testimonios más directos de sus protagonistas. Sin embargo, el gran maestro para los niños santaballeses de preguerra fue, sin lugar a dudas, Antonio Quintela Ferreiro, un profesor que destacó, en opinión de sus ex alumnos, por las innovaciones educativas. José María Bello enseñando un ejemplar del periódico infantil Antorcha , que se editó en el centro entre 1934 y 1936, dijo que aquel profesor no sólo les enseñaba a leer y escribir correctamente, también les preparaba para afrontar otras áreas de la vida, tales como la jurídica o la económica. De hecho, un buen ejemplo fue el rotativo que se publicó en el viejo centro de enseñanza. Aunque todos superen ya los 80 años, un día algo lejano fueron niños y también escolares, en una época que no estaba marcada por Internet ni la televisión, pero sí por algo tan terrible como la guerra, que les dejó sin clase y con muchas necesidades.