La estrella de David en Monforte

José Ramón Ónega, director general de Política Interior, ofreció una charla sobre el pasado judío de la ciudad «La presencia de judíos enriquece nuestra historia». Al pronunciar estas palabras, José Ramón Ónega, director general de Política Interior, se refería al pasado de Galicia, pero también, de forma específica, al pasado de Monforte. Ónega estuvo en la ciudad el lunes por la noche para pronunciar una charla sobre la presencia judaica en Galicia, asunto sobre el que escribió un libro que ya se encuentra ahora en su segunda edición. El político y escritor chairego apuntó hechos concretos que prueban la integración plena de los hebreos en la sociedad local, especialmente entre las capas más altas, y sugirió la posible entrada de judíos en el linaje más famoso de la historia de Monforte, la casa de Lemos.


MONFORTE

José Ramón Ónega alzó el tono de voz y miró a los asistentes a la charla en la Galería Sargadelos por encima de sus gafas. «Es posible incluso _subrayó_ que los judíos emparentaran con los Condes de Lemos, que les protegían». El director general de Política Interior y hermano del periodista Fernando Ónega se centró en su conferencia en el pasado de Monforte, a la que definió como «la villa que siempre amé». Y en este sentido, dejó claro desde el comienzo que la llegada de los judíos y su asentamiento social respondía a los criterios por los que se guiaban habitualmente los miembros del pueblo hebreo. Es decir, moviéndose en el entorno de las clases privilegiadas y dedicándose a tareas artesanales y relacionadas con el dinero y los metales preciosos.Partiendo de estas bases, no es difícil deducir la intensa relación que pronto cuajó entre los ciudadanos judíos y la dinastía que detentó el poder en el valle de Lemos durante varios siglos. En algunas de sus profesiones más habituales, como médicos, comerciantes y miembros de la administración, «atendieron las necesidades de los condes de Lemos, por eso la judería de Monforte está alrededor del castillo», indicó Ónega. Otro dato interesante: en 1366, Don Pedro de Castro, conde de Lemos, declaró libres a todos los judíos.Pero las pruebas de la huella hebrea en Monforte y en el resto de Galicia no se limitan a los documentos escritos. Los semitas participaron en construcciones civiles, militares y religiosas, y nunca dejaron de aportar en ellas elementos de su propia cultura. En la propia Torre del Homenaje puede verse una estrella de David, el gran símbolo de identidad del pueblo judío.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

La estrella de David en Monforte