Suscríbete 1 año y te regalamos 140 días gratis
Quiero la oferta

Monforte y su arte

María Elena Hermida

LEMOS

Copias de las tablas expuestas en la pinacoteca, en una imagen de archivo
Copias de las tablas expuestas en la pinacoteca, en una imagen de archivo ALBERTO LÓPEZ

25 dic 2021 . Actualizado a las 16:06 h.

Una vez fallecido mi padre, en el año 1988, después de haber ocupado durante cincuenta años el cargo de cronista oficial de Monforte de Lemos, título que conlleva una medalla que conservo entre mis objetos más apreciados, lo sustituyó en dicho cargo, José Luis Balado, fallecido también bastantes años después. De entre los artículos que escribió José Luis conservo uno que se refiere en concreto a la inadecuada conservación de los cuadros que constituyen la pinacoteca del convento de Nuestra Señora la Antigua, conocido tradicionalmente como el convento de los Padres Escolapios. Lo que más le preocupaba a Chicho —recurramos al apelativo familiar— eran unos cuadros nada menos que de Andrea del Sarto que, por circunstancias que desconocemos, fueron retirados de la exposición y posteriormente guardados y conservados en unas simples cajas de madera.

Desconozco también si dichos cuadros volvieron a su lugar preferente. Lo que no me parece prudente es el hecho de emplear la madera como recurso en una zona tremendamente húmeda, como suelen ser los sótanos de un convento que, además, se construyó al lado del río. No tendría nada de extraño que la carcoma hubiera hecho grandes estragos en la obra de uno de los artistas más significativos del Renacimiento. Vaya este comentario en el recuerdo de mi querido primo Chicho y en el interés que tanto mi padre como él guardaron siempre por la belleza y el arte, sobre todo cuando por gracia de Dios y favor del cardenal Rodrigo de Castro, obras como las que tratamos fueron a caer, afortunadamente, a nuestra amada tierra de Lemos.