Docentes del conservatorio protestan por otro expediente a un compañero

El profesor utilizó medios propios para impartir clases telemáticas

Actuación de fin de curso de los alumnos del conservatorio, en una imagen de archivo
Actuación de fin de curso de los alumnos del conservatorio, en una imagen de archivo

MONFORTE / LA VOZ

El Ayuntamiento abrió un nuevo expediente en el conservatorio Mestre Ibáñez. A comienzos del mes de marzo, se inició un procedimiento sancionador a siete integrantes de la plantilla por no haber acudido a trabajar en fechas no lectivas. Ahora el expediente se dirige al profesor de saxofón, Alberto Loureiro, y la causa es que utilizó ese mismo mes medios propios para impartir las clases telemáticas. Sus compañeros se solidarizan con el docente y manifiestan su disconformidad con esa medida.

También la portavoz del PP, Katy Varela, se pronunció este martes al respecto para reivindicar una solución dialogada a los conflictos laborales existentes en el conservatorio. Los profesores, según señala, «teñen un currículo extraordinario e o alumnado está moi contento», por lo que a su juicio cuesta entender un conflicto que «está a xerar un malestar innecesario».

El conservatorio fue equipado en los últimos meses para que los docentes pudiesen dar clases telemáticas desde el propio centro y no desde sus domicilios y con material propio, como sucedía en fases anteriores de la pandemia. La dirección del centro de formación musical asignó a Alberto Loureiro un espacio en la sala de profesores, pero él prefirió trabajar en su aula y ahora debe enfrentarse a un expediente por una falta grave como consecuencia de esa negativa.

«Durante o primeiro estado de alarma, o ano pasado, impartimos clase da mellor maneira que fomos capaces, sempre aportando os nosos medios: ordenadores, tablets, conexión a internet… Adaptámonos tan pronto como nos foi posible e sen ningún tipo de axuda por parte do Concello», detallan los profesores expedientados en marzo.

«Comprendemos a situación e arrimamos o ombro, mais os comentarios que chegaron dende o Concello foron que estivemos de “televacacións”. Polo que se ve, non falaron nin cos pais e nais, nin co alumnado da meirande parte de profesores do centro, que viviron como se traballaba, se animaba e se motivaba aos rapaces durante meses», añaden en un comunicado emitido a raíz de ese nuevo expediente.

En junio del pasado año, con la perspectiva más que previsible de un nuevo confinamiento, los profesores solicitaron «oito ordenadores portátiles básicos, con webcam integrada ou similar, así como a mellora da conexión de internet en todo o centro». «No mes de marzo, nove meses despois, chegou o previsible confinamento e ningún dos problemas estaba resolto. Fomos con probabilidade o único centro de Galicia que durante unha semana non impartiu clase porque non había medios, e non se nos deixaba teletraballar dende a casa», denuncian.

El teletrabajo desde el centro se llevó a cabo, según su versión, con recursos muy limitados, hasta el punto de que le llegaron a impartir clases desde la oficina de la conserjería. «Foi neste momento -detallan- cando o noso compañeiro, Alberto Loureiro, decidiu utilizar os seus propios medios para impartir as clases, unha tablet e un teléfono móbil persoais».

Dificultades para dialogar

En alusión al primer expediente, el equipo de gobierno explicó en el último pleno que, al ser personal municipal, el profesorado del conservatorio está sujeto a obligaciones laborales en jornadas no lectivas, en las que puede descansar si las descuenta de días de vacaciones o asuntos propios. Los docentes entienden que esta cuestión puede discutirse, pero consideran totalmente fuera de lugar la medida adoptada contra el profesor de saxofón. «Opinamos que o inicio de apertura de expediente por este motivo, despois dun informe do xefe de servizo e director do conservatorio Mestre Ibáñez, Fernando Sanmartino, non ten nin pes nin cabeza», indican.

Estos docentes dicen que son conscientes de que hay recursos limitados y aplauden las mejoras impulsadas por el equipo de gobierno en el multiusos, edificio en el que tiene su sede el conservatorio. «O que nos resulta incomprensible é que se penalice a un profesor cando o que está é intentando mellorar a calidade do servizo utilizando os seus propios medios», subrayan, Según su criterio, la actitud de Sanmartino no ayuda al diálogo con los responsables municipales.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Docentes del conservatorio protestan por otro expediente a un compañero