Hacia los orígenes de la Ribeira Sacra

Tres proyectos arqueológicos en marcha estudian los primeros tiempos de la cristianización del territorio

En la parroquia de Vilachá de Salvadur, de A Pobra do Brollón, se están buscando los rastros de un monasterio medieval desaparecido
En la parroquia de Vilachá de Salvadur, de A Pobra do Brollón, se están buscando los rastros de un monasterio medieval desaparecido

monforte / la voz

El proyecto arqueológico que se desarrolla actualmente en el antiguo monasterio de San Pedro de Rocas -en el municipio ourensano de Esgos- se suma a otras dos actuaciones que se llevan a cabo en la parte lucense de la Ribeira Sacra y que tienen también el objetivo de rastrear los mal conocidos orígenes de la cristianización y de las primeras comunidades monásticas que existieron en este territorio. Los resultados de estas investigaciones ayudarán previsiblemente a reforzar la candidatura de la Ribeira Sacra a patrimonio de la humanidad, sobre la que la Unesco se pronunciará el año próximo.

En San Pedro de Rocas, según acaban de explicar los responsables del actual proyecto arqueológico -apoyado por la Dirección Xeral de Patrimonio, se han descubierto indicios de que en el lugar ya se practicó algún tipo de culto religioso antes de la implantación del cristianismo. La misma institución ha promovido otra investigación en la iglesia de la parroquia de A Ermida, donde en 1887 se descubrió el Crismón de Quiroga, una célebre pieza de arte paleocristiano datada entre los siglos IV y V. En el templo y en su entorno inmediato se realizó recientemente un sondeo con georradar que ha descubierto antiguas estructuras constructivas en el subsuelo. El resultado de este estudio aún no se dio a conocer, pero será difundido en breve plazo.

En el lugar de Barxacova, en Parada de Sil, se excavaron hace pocos años los restos de un antiguo monasterio
En el lugar de Barxacova, en Parada de Sil, se excavaron hace pocos años los restos de un antiguo monasterio

Un monasterio desaparecido

Por otro lado, en la parroquia de Vilachá de Salvadur -en A Pobra do Brollón- seguirá desarrollándose este año un proyecto arqueológico impulsado por la asociación vecinal local y por el Ayuntamiento, y que tiene por fin encontrar restos de un monasterio que existió en la Edad Media en el lugar de Os Conventos, a orillas del Sil, cuya existencia solo se conoce por algunos documentos históricos. En las excavaciones realizadas el año pasado de se descubrió un enterramiento humano datado en el siglo X.

Los rastros de otro antiguo monasterio situado también en la margen del Sil se encuentran en la parroquia de San Lourenzo de Barxacova, en el municipio ourensano de Parada de Sil. En una serie de excavaciones que efectuaron entre el 2010 y el 2014 se exhumaron los restos de una capilla y un conjunto de unas cuarenta sepulturas excavadas en la roca viva que fueron fechados entre los siglos IX y X.

El arqueólogo Xurxo Ayán, director técnico de las excavaciones de Vilachá, señala que hasta ahora en la Ribeira Sacra se conocen muy pocos sitios arqueológicos que permitan datar con seguridad los restos de los antiguas comunidades monásticas. Estas congregaciones -añade- se instalaron en lugares que posiblemente ya eran escenario de cultos religiosos en la época precristiana y que después habrían pasado por un proceso de cristianización temprana entre finales del imperio romano y los primeros siglos de la Edad Media.

Rastros del cristianismo antiguo en Carballedo y Pantón

La iglesia parroquial de Santa María de Temes, en Carballedo, conserva algunos de los rastros materiales más antiguos de la cristianización de Galicia. Entre ellos destaca un sarcófago paleocristiano de mármol labrado con escenas bíblicas. En el templo se guardan además una lápida con la inscripción latina Fides, spes, caritas -fe, esperanza y caridad- y un relieve de granito con la imagen de una paloma. El sarcófago fue estudiado en diferentes momentos por los arqueólogos Helmut Schlunk y Jaime Delgado, que lo dataron en las primeras décadas del siglo IV. En la iglesia y su entorno nunca se han realizado excavaciones arqueológicas, aunque los investigadores creen que el lugar puede encerrar más vestigios de los primeros tiempos del cristianismo.

La iglesia de la parroquia de Temes, en el municipio de Carballedo, conserva importantes muestras de arte paleocristiano
La iglesia de la parroquia de Temes, en el municipio de Carballedo, conserva importantes muestras de arte paleocristiano

Donde nunca se realizaron investigaciones de ninguna clase es en el lugar de O Cotillón, situado en la parroquia de San Romao de Acedre, en el municipio de Pantón. En la localidad hay una cueva artificial excavada en la roca -que hasta hace algunos años sirvió de bodega-, en cuyas paredes están grabados símbolos cristianos y que se supone que perteneció a un antiguo eremitorio.

Una bodega rupestre de O Cotillón, en Pantón, fue probablemente un eremitorio en los primeros siglos medievales
Una bodega rupestre de O Cotillón, en Pantón, fue probablemente un eremitorio en los primeros siglos medievales

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Hacia los orígenes de la Ribeira Sacra