Todos quieren ser Ribeira Sacra

Tres municipios ourensanos piden entrar en el consorcio de turismo


monforte / la voz

El pleno del consorcio de turismo de la Ribeira Sacra fue informado este martes por la tarde de la intención de tres municipios ourensanos de pedir el ingreso en esta entidad. Se trata de los ayuntamientos de A Pobra de Trives, Río y Pereiro de Aguiar. Y no son los únicos que han mostrado su interés por incorporarse al consorcio. En los últimos años también han hecho algún intento los de Folgoso do Courel y Manzaneda. La última palabra sobre estas peticiones le corresponde a la Xunta.

La Ribeira Sacra es un destino turístico en alza, pero no una realidad administrativa con las fronteras nítidamente definidas. El consorcio de turismo nació en el 2005 como la primera iniciativa con vocación unitaria para toda esta zona geográfica, en la que hasta aquel momento cada municipio funcionaba más o menos por su cuenta y la parte ourensana y la lucense apenas se miraban. En el consorcio se integraron en un primer momento veinte municipios, doce de la provincia de Lugo y ocho de Ourense. En el 2011 se sumó Bóveda, que no tiene ribera ni con el Sil ni con el Miño, los dos ríos que delimitan y dan personalidad a la Ribeira Sacra, pero que puede esgrimir una estrecha relación con el resto de este territorio, gracias a que forma parte de la comarca de Monforte.

Igual que Bóveda, también el ayuntamiento de Folgoso do Courel sondeó en su momento la posibilidad de integrarse. «No seu día pedíramos estar no xeodestino da Ribeira Sacra e chamarlle Ribeira Sacra-Courel -explica la alcaldesa Lola Castro-, como xa se chama agora un grupo de desenvolvemento rural». Pero no encontraron receptividad en la Xunta. Les contestaron que tiene más sentido que O Courel esté con Os Ancares, la otra comarca de las montañas orientales de Lugo. De hecho, en el mapa de geodestinos de la Xunta, la división territorial que la administración gallega utiliza para sus campañas de promoción y captación de visitantes, O Courel y Os Ancares forman una unidad y la Ribeira Sacra lucense y ourensana otra distinta.

Proximidad y parentesco

De la misma manera, los municipios de Río y Trives están integrados en el geodestino Manzaneda-Trevinca y el de Pereiro de Aguiar en el de Ourense. Sus respectivos gobiernos municipales apelan a razones de proximidad y parentesco paisajístico e histórico, entre otros, para tratar de convencer a la Xunta de que modifique su mapa de geodestinos.

En su reunión de este lunes, los integrantes del pleno del consorcio no votaron ni a favor ni en contra de estas tres solicitudes. Los responsables de esta entidad se limitaron a informarles de que las tres peticiones serán enviadas a la Xunta. La Administración gallega las revisará y decidirá si acepta. Si la respuesta de la Xunta es positiva, entonces los integrantes del consorcio sí tendrán que votar si aceptan o no a estos tres nuevos socios.

Miembros fundadores

El consorcio de turismo de la Ribeira Sacra quedó formalmente constituido en el 2005, con los ayuntamientos de A Peroxa, A Pobra do Brollón, A Teixeira, Carballedo, Castro Caldelas, Chantada, Esgos, Monforte, Montederramo, Nogueira de Ramuín, O Saviñao, Pantón, Parada de Sil, Paradela, Portomarín, Quiroga, Ribas de Sil, Sober, Taboada y Xunqueira de Espadanedo

Una incorporación

El Ayuntamiento de Bóveda se sumó en el 2011

Los que quieren

A Pobra de Trives, San Xoán de Río y Pereiro de Aguiar están a la espera de que la Xunta responda a sus solicitudes de entrada. Folgoso do Courel vio rechazada su petición y a Manzaneda también le gustaría entrar, pero su solicitud no está en fase de estudio

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Todos quieren ser Ribeira Sacra