De Buenos Aires a Chantada

El central argentino Fede Pérez refuerza al equipo que prepara Emilio García


monforte / la voz

Desde hace unos años, el fútbol sudamericano no pasa por su mejor momento. La prueba es que son muchos los jugadores que deciden abandonar sus países y dar el salto a Europa. Esta situación afecta a las categorías modestas. Un ejemplo lo protagoniza el central argentino Fede Pérez, que jugará esta temporada en el Chantada Atlético.

La historia de este futbolista comenzó a escribirse en diciembre del año pasado. «Opté por dejar Argentina, porque allí la situación es insostenible tanto en lo económico como en el apartado social. A finales del año pasado me vine a España, y durante tres meses estuve probando por varios equipos», comenta Pérez.

Se ejercitó con el Conquense. el Viveiro, el Céltiga y el Atlético Escairón. Fue el conjunto de O Saviñao el que quiso ficharlo, pero a mediados de febrero tomó la decisión de regresar a su país. «En Escairón me daban la oportunidad de jugar y de hecho ya me iban a hacer la ficha, pero me fui a mi país porque estaba saturado y muy agobiado», añade el argentino.

Cuatro meses sin jugar

En su país no tuvo la oportunidad de competir. Fueron cuatro meses sin jugar. Pero cuando parecía que todo se iba al traste y que Fede se tendría que quedar en el fútbol argentino, las tornas cambiaron. Según comenta, le llegó una propuesta del Arzúa, equipo del grupo norte de la Preferente Autonómica.

Con la llegada de esta oferta, esa angustia y ese agobio del mes de febrero se transformaron en ilusión. En julio sacó el billete de regreso, pero tras varios días de entrenamiento con el conjunto coruñés, volvió a sufrir otra decepción. «Cuando me llamaron a Argentina me dijeron que era para fichar por el Arzúa, pero tras dos días de entrenamiento me dijeron que no contaban conmigo. Incumplieron lo que me habían prometido», asegura Pérez.

Cuando todavía no había superado la decepción por la negativa del Arzúa, las puertas se le volvieron abrir. En esta ocasión fue la directiva del Chantada Atlético la que se interesó por su situación. Después de varias conversaciones, las dos partes llegaron a un acuerdo y Fede Pérez se convirtió en nuevo futbolista del club de O Sangoñedo.

«Me sentí muy decepcionado con la gente del Arzúa, pero quizás me vino bien, porque acabo de fichar por un club en el que me siento muy cómodo. La del Chantada Atlético es gente de buena ley, y de hecho me dan todo lo que necesito y me están buscando trabajo», señala.

El argentino está deseando estrenarse con el equipo de Emilio García, pero tendrá que esperar puesto que todavía no tiene el tránsfer de la federación argentina. «Llego para ayudar al Chantada Atlético a conseguir sus objetivos. Me entregaré al máximo y trataré de devolverle a esta gente en la cancha toda la confianza que han depositado en mí», puntualiza.

La posición natural de Fede Pérez es la de central, pero también se prodiga como lateral, tanto por la izquierda como por la derecha.

Su trayectoria

Pérez tiene 24 años. Comenzó como futbolista en las categorías inferiores de Rosario Central. Después ficho por Estudiantes de Buenos Aires, equipo con el que disputó el torneo B Metropolitano, acabando en el segundo puesto.

Desde este club dio el salto al Juventud Antoniana, con el que disputó el torneo Federal A. En este equipo solo estuvo seis meses. Acabó en diciembre del 2018, y en ese momento comenzó su primera aventura en el fútbol español, de la que no guarda buen recuerdo.

A la pregunta de si espera que el Chantada Atlético sea su trampolín para darse a conocer en el fútbol español, Pérez dice: «Lo prioritario para mí son los éxitos colectivos».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

De Buenos Aires a Chantada