Nando y Iago marcan el camino

luis conde MONFORTE / LA VOZ

LEMOS

M.MORALEJO

Los jugadores del Coruxo y del Bouzas son los dos referentes del fútbol comarcal en la Segunda B

06 ene 2019 . Actualizado a las 05:00 h.

El trabajo con la cantera en la zona sur de la provincia es importante, pero desde hace años no se traduce con la llegada de futbolistas a las categorías profesionales. A final de la pasada campaña colgó sus botas el portero chantadino del CD Lugo, Roberto González, y actualmente solo son dos los jugadores de la comarca en la élite: Fernando Beltrán y Iago López.

El primero defiende los colores del Coruxo, club en el que suma su tercera temporada, mientras que el segundo está en el Rápido de Bouzas. Nando cuenta con una experiencia de cuatro temporadas en la Segunda B, categoría en la que se estrenó con el Fabril. Por su parte, Iago debutó esta campaña, y a pesar de que su equipo no está teniendo un estreno plácido, el central monfortino es uno de los jugadores más destacados.

El hecho de que no haya más futbolistas de la comarca en la élite comienza a generar debate entre los profesionales de este deporte. Nando y Iago, que marcan el camino, tienen sus opiniones sobre esta cuestión, y no dudan en exponerlas públicamente.

«Na comarca de Lemos hai calidade, pero agora mesmo existen menos oportunidades. Hai clubes que prefiren apostar por xogadores máis veteráns, de rendemento inmediato, que facelo por novas promesas que aínda están por explotar», señala el centrocampista de O Saviñao.

La constancia es la clave

En esta línea se pronuncia Iago López, que anima a las jóvenes promesas de la zona sur a continuar trabajando. «Coido que debería haber máis futbolistas da comarca na elite do fútbol galego e nacional, pero por circunstancias que ás veces son difíciles de explicar, non se lles da oportunidade. Eu animo a eses futbolistas con talento a que sexan constantes e que crean nas súas posibilidades», asegura Iago López.

Nando tiene claro que resulta clave el trabajo. «Daquela época na que saín eu posiblemente era máis doado contar con oportunidades, pero para chegar había que adestrar moito, ser constante e sacrificarse. Os fins de semana non podes estar coa familia, nin ter tanto tempo de ocio, pero é o prezo que tes que pagar por loitar por estar na elite», asegura Nando.

Los dos jugadores locales coinciden en señalar que además de contar con oportunidades, las jóvenes promesas han de tener claro si quieren dar el paso o no. «Teñen que ter claro que queren adicarse ao fútbol, co que conleva de sacrificio, e logo decidir», apuntan.

Iago López está contento con el hecho de haber podido estrenarse en el grupo primero de la Segunda B, una categoría a la que ansiaba llegar. Fueron muchas temporadas en Tercera, y el verano pasado le llegó la oportunidad. «Ao principio costa a adaptación, porque te atopas cun fútbol no que hai máis intensidade e calidade. É un paso grande, porque chegas a unha liga moi competitiva. Estou contento de ter dado o paso», asegura.