¿Cabemos todos en este tren?

La plataforma en defensa del ferrocarril pone a prueba en Monforte el apoyo político a sus reivindicaciones


MONFORTE / LA VOZ

La anunciada moción en defensa del ferrocarril inicia su peregrinaje en busca de apoyos en las corporaciones del sur de Lugo. El pleno debatirá este lunes en Monforte la propuesta que presenta la plataforma Neste Tren Cabemos Tod@s. Si el lema está o no en lo cierto se sabrá a partir de ahora, al menos por lo que respecta a la implicación de los principales partidos políticos. La plataforma aparca las grandes infraestructuras en sus reivindicaciones y se centra en cuatro «medidas reais e inmediatas que volvan a poñer en valor o transporte ferroviario na nosa comarca». Si obtiene el respaldo de los grupos municipales, el acuerdo será remitido al Ministerio de Fomento y al presidente de la Xunta para que tomen nota de esas prioridades.

El grupo de concejales no adscritos, el BNG y Esperta Monforte suscribieron punto por punto el manifiesto fundacional de la plataforma. PP y PSOE apoyaron su constitución, pero sin ir tan lejos. Prefieren no estampar su firma en un documento que en política puede derivar en arma arrojadiza contra los gobiernos de turno. Los sindicatos ferroviarios, principales impulsores de la plataforma, pulieron al máximo la moción para evitar discrepancias. Desde su punto de vista, la cuestión de fondo está meridianamente clara. El ferrocarril fue «motor de desenvolvemento económico e social para a nosa comarca», pero la actual «degradación de servizos» dibuja un futuro incierto.

Relevo generacional

«O ferrocarril foi un instrumento esencial para fixar poboación e polo tanto un factor importante no futuro estratéxico de todo o sur de Lugo», dice el portavoz de la plataforma, Manuel Casanova. Para que el tren siga tirando de la economía de la zona, la moción que irá a pleno reclama el relevo generacional en la plantilla de la estación, cuya media de edad se aproxima actualmente los sesenta años. «Aínda temos recentes as baixas inesperadas de dous compañeiros de taller que non se substitúen nin hai visos de facelo, xa que están a levar fóra cargas de traballo asignadas a Monforte», apunta Casanova.

De una plantilla de 43 trabajadores, quedan trece a cargo de los talleres. Para la plataforma, es un síntoma claro de un abandono que exige «unha posición activa de todos os concellos implicados». Por ese requisito pasa también el objetivo de eliminar los pasos a nivel de Monforte, otra prioridad que recoge la moción que irá a pleno. El ADIF anunció esta semana la adjudicación de los estudios previos a la supresión de un total de 36 en la línea Ourense-Lugo. Los diputados del PP se apresuraron a censurar al PSOE y reivindicar el mérito para el anterior gobierno. Es el juego en el que no quieren entrar los ferroviarios.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

¿Cabemos todos en este tren?