Una cita con la historia

Exfutbolistas del Independiente celebraron el viernes una cena de confraternidad


monforte / la voz

Más de medio centenar de exfutbolistas del Independiente celebraron a última hora del viernes una cena de confraternidad, que aprovecharon para recordar la etapa que vivieron en la década de los setenta con el equipo monfortino. Antes de sentarse en torno a la mesa y mantel, los exjugadores recordaron viejos tiempos acercándose al campo Luis Bodegas -la instalación poco tiene que ver con la que usaron para competir en su día-, escenario en el que posaron para la foto de familia.

La intención inicial -así lo dejaron caer algunos de los organizadores- era jugar una pachanga, pero finalmente no se atrevieron. Lo dejaron solo en la foto, aunque eso sí, algunos demostraron que no perdieron el toque y la calidad que les permitió destacar en el Independiente y posteriormente en otros clubes. El reencuentro de estos exfutbolistas se produjo en diciembre del 2016. Después de 45 años, y gracias a la iniciativa de Vicente Docasar y Ramón Rodríguez -exjugador y expresidente del club-, celebraron una cena, que fue todo un éxito, ya que incluso se desplazaron a Monforte exjugadores que residen fuera de Galicia.

Años setenta

El Independiente nació en el verano de 1971. La clave fueron las peticiones de numerosos jóvenes de los barrios de A Florida, Curros Enríquez y Calvo Sotelo, que se reunían para disputar partidos en un campo que estaba en la zona que ahora ocupa la escuela de idiomas.

El gran artífice del nacimiento del Independiente fue el profesor José Mourelo, que después de una reunión con Roberto Barrientos -fue el primer entrenador- y Ramón Rodríguez -el primer presidente- le dieron forma a la entidad. El equipo firmó éxitos durante sus años de existencia. En los tres primeros, el equipo juvenil ganó la liga provincial dos veces y fue segundo en otra. Compitió contra equipos de la talla del Lemos -con este conjunto la rivalidad era intensa-, Sarriana, Chantada, Taboada, Arenas y Calasancio.

En la campaña 72-73 irrumpió con fuerza en la Serie B el equipo sénior. Un subcampeonato y un tercer puesto fueron dos logros más significativos. A pesar de la rivalidad, el Lemos se nutrió de bastantes futbolistas del Independiente. Destacaron Tatá, Losada, Demetrio, Carpante, Coutado, Pita, Mario Docasar, Meji, Pinche y Díaz.

El primer campo en el que jugaron fue en As Veigas, situado al lado de lo que fue la planta de Butano. Luego se duchaban en el canal.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Una cita con la historia