El Sil, el Edo y una aldea que no existe

carlos rueda / carlos cortés MONFORTE / LA VOZ

LEMOS

Las espectaculares viñas de Doade, a la vista desde una ruta que recorre A Teixeira con Castro Caldelas en lo alto

01 jul 2018 . Actualizado a las 05:00 h.

Recientemente, fue recuperado el antiguo camino que unía las localidades de A Portela y A Abeleda y que además enlazaba, en el lugar de As Cabanas, con el procedente de A Teixeira y A Cruz. Era utilizado por los vecinos de A Portela y el desaparecido pueblo de Santa Marta de Fontao, para ir a las zonas ribereñas y plantadas de viñas del municipio de A Teixeira denominadas O Saviñao y Laixelas. También servía para sacar leña y madera de sus bosques, que se extendían hasta el río Edo, y para acceder al molino de O Sardiñeiro para llevar el grano a moler. Este viejo camino fue también muy importante para el tránsito de personas, porque llevaba a la carretera que conduce a Monforte, en un punto en el que el autobús de línea que iba a esa localidad hacía una parada.

El tramo que recorre este itinerario forma parte de una ruta de largo recorrido, de cien kilómetros, y que actualmente está siendo habilitada y señalizada por el personal de un taller de empleo gestionado por los ayuntamientos de Castro Caldelas, San Xoán de Río, Montederramo, Chandrexa de Queixa y A Teixeira

El inicio del recorrido se encuentra en el lugar de A Portela, de donde arranca una pista de tierra que lleva a la desaparecida aldea de Santa Marta do Fontao y a la ribera de Laixelas. Recorridos un centenar de metros surge una bifurcación, en la que hay que seguir por la de la izquierda durante 650 metros más hasta llegar a la altura de un camino señalizado que parte a la derecha de la pista principal y que lleva a la Pena do Corvo y a la localidad de A Abeleda.