La variante de Láncara entrará en servicio a finales de este mes

carlos cortés. Jesús varela MONFORTE, LUGO / LA VOZ

LEMOS

ALBERTO LÓPEZ

Si no surgen imprevistos durante el período de prueba que empezó ayer

21 abr 2018 . Actualizado a las 05:00 h.

Los siete kilómetros de nueva vía férrea de la denominada variante de Láncara entrarán en servicio a finales de este mes. Se estrenarán para el tráfico ordinario el día 27, que es cuando termina el período de pruebas durante el que Renfe y el ADIF acabarán de conectar el tramo nuevo al convencional y harán circular los primeros trenes para que los maquinistas se familiaricen con él.

Este período de pruebas empezó el jueves, pero en un primer momento no provocó el corte total de la vía entre Monforte y Lugo. La circulación quedó interrumpida el jueves a las diez y veinte de la noche y se reanudó a las seis de la mañana de ayer. A partir de esa hora volvieron a circular con normalidad todos los trenes hasta las diez y veinte de la noche, momento en que empezó el corte definitivo.

De acuerdo con los planes de las dos empresas ferroviarias entre anoche y el día 23 ningún tren hará el recorrido completo entre las estaciones de Monforte y Lugo. Los pasajeros de los servicios de larga distancia completarán por carretera su recorrido desde o hasta Monforte. Y los de los trenes de media distancia serán transbordados solo entre Lugo y Sarria.