Empiezan las pruebas definitivas para abrir la variante de Láncara

Cientos de pasajeros serán trasladados por carretera hasta que terminen

.

monforte / la voz

Después de más de once años de obras, parece que ahora sí que está todo prácticamente listo para que la variante ferroviaria de A Pobra de San Xiao (Láncara) entre en servicio. Las obras fueron adjudicadas en el 2006 y el Ministerio de Fomento las dio por terminadas a principios de este año. Ahora empiezan las pruebas de conducción, para que los maquinistas que circularán por ella se familiaricen con el trazado. Esas pruebas tendrán prácticamente fuera de servicio durante días la vía férrea entre Monforte y Lugo. Cientos de viajeros serán transbordados por carretera.

Estas pruebas de conducción para maquinistas en la línea Monforte-Lugo empezaron ayer. Una docena de trenes de viajeros se verán afectados cada día por estas restricciones a la circulación. El plan acordado entre Renfe y el ADIF prevé el transbordo de los pasajeros por carretera entre diferentes estaciones, en función del recorrido de cada tren.

Pero más allá de las molestias que estos ensayos provocan en los usuarios del ferrocarril, lo cierto es que estas pruebas anticipan que el momento de abrir esta nueva vía al tráfico ya esta muy cerca. Por ahora, ni el ministerio de Fomento ni el ADIF han anticipado fechas, pero estas pruebas de conducción solo se prolongarán una semana. El día 26 la vía actual volverá a rendir al 100%.

Los siete kilómetros de la variante de A Pobra de San Xiao son los primeros con infraestructura de alta velocidad ferroviaria de la línea entre Lugo y Ourense. La plataforma sobre la que se asienta está ideada para una vía doble electrificada y de ancho internacional, el que utilizan las líneas de alta velocidad en España. Sin embargo, para que pueda abrir al tráfico en estos momentos lo que está montado sobre el terreno es una vía única de ancho ibérico, el de las líneas convencionales. Esta nueva vía permitirá eliminar dieciséis pasos a nivel.

Las fechas

Fomento adjudicó en noviembre del 2006 la construcción de la variante de Láncara a la UTE formada por Ferrovial Agromán y Obras Subterráneas. El presupuesto ascendía a 90.436.727 euros. Las obras empezaron en el 2007 y el plazo de ejecución era de cuarenta meses, así que deberían haber acabado a mediados del 2010

Las razones

La nueva vía es la primera preparada para la alta velocidad del eje Lugo-Ourense, pero la razón oficial para construirla no fue tanto esa como la supresión de pasos a nivel. Estos nuevos siete kilómetros de vía dejarán fuera de servicio dieciséis pasos a nivel en los municipios de Sarria, Láncara, O Páramo y O Corgo

Características técnicas

Para construir esta nueva vía férrea fue preciso construir tres túneles, que ocupan casi 2,3 de sus siete kilómetros. El más largo mide 1.450 metros y los otros dos 300 y 520, respectivamente. Además, tiene dos viaductos sobre el río Sarria, otro que cruza el Neira y el Tordeo, uno sobre el Mazandán y uno más sobre la LU-546

Doce transbordos diarios, seis de ellos con autobuses en la estación de Monforte

Una docena de trenes de pasajeros se verán afectados cada día por el cierre parcial de la línea férrea entre Monforte y Lugo a causa de las pruebas de conducción organizadas para que los maquinistas conozcan la nueva vía. Seis de estos trenes hacen recorridos de larga distancia y los otros seis cubren trayectos más cortos entre estaciones gallegas.

En el caso de los seis trenes de larga distancia afectados, los que van y vienen de Madrid y el de Barcelona, la base de los transbordos por carretera será Monforte. En los trenes que circulan en dirección a la Meseta, los viajeros harán el viaje en autobús hasta la estación de Monforte. Y en los que van en sentido contrario, se bajarán del tren en la estación monfortina y desde allí seguirán en autobús hasta su destino.

De Lugo a Sarria

En cuanto a los de media distancia, los viajeros que contraten billetes en ellos hasta el día 26 recorrerán en autobús la distancia entre Lugo y Sarria.

Votación
5 votos
Comentarios

Empiezan las pruebas definitivas para abrir la variante de Láncara