Arranca en Bóveda el reparto de trampas de velutina en el sur lucense

Los apicultores podrán recogerlas hasta junio en las oficinas agrarias comarcales


Monforte / la voz

La directora xeral de Gandaría, Agricultura e Industrias Agroalimentarias, Belén do Campo, visitó ayer en Bóveda la explotación apícola de la empresa Mel da Anta para iniciar en el sur lucense una nueva campaña de reparto de trampas contras la avispa velutina. Do Campo -que estuvo acompañada por el alcalde José Manuel Arias y el delegado territorial de la Xunta, José Manuel Balseiro- anunció que este año se distribuirán entre los apicultores de toda Galicia un total de 2.467 trampas, 5.404 botes de líquido atrayente de avispas de quinientos mililitros cada uno y 40.482 monodosis de la misma sustancia.

Las trampas, según indican desde la Consellería de Medio Rural, deberán instalarse en los colmenares desde este mes hasta mediados de junio. Los apicultores pueden solicitar y recoger los materiales necesarios para el trampeo en las oficinas agrarias comarcales. Los responsables del mencionado departamento apuntan por otro lado que las trampas deben colocarse solamente en las áreas donde se haya detectado con antelación la presencia de la avispa velutina. El uso de estos dispositivos en lugares en los que no haya comprobado que está presente la especie invasora -añaden por otra parte desde la consellería- «pode supoñer que se capturen indiscriminadamente outras especies de insectos, producindo efectos colaterais adversos sobre a entomofauna e poñéndose en risco a biodiversidade».

Según los datos de Medio Rural, en los últimos años se detectaron nidos de velutina en nueve municipios del sur de la provincia. Los únicos que quedan por el momento fuera de la lista son los de A Pobra do Brollón, Folgoso do Courel y Quiroga. Los expertos señalan a este respecto que la velutina no se ha detectado hasta ahora en áreas de montaña situadas por encima de los seiscientos metros de altura. Los primeros casos conocidos en este territorio se registraron en Sober y Chantada en el 2016. El número de detecciones de nidos aumentó de forma considerable el año pasado, aunque todavía está muy por debajo de las cifras registradas en otras partes de Galicia.

Reparto de dispositivos

Por otro lado, en su visita de ayer a Bóveda, Belén do Campo puntualizó que en los municipios en los que el año pasado ya se repartieron trampas solo se entregará a los apicultores el líquido atrayente, aunque en mayor cantidad que en anteriores ocasiones, a fin de asegurar el trampeo durante todo el período en el que las reinas de la avispa velutina están fuera de los nidos.

 

La gestión de los planes de control varía en función de los diferentes concellos

La gestión de los planes de control de la avispa asiática puede variar en función de los municipios. En la actualidad, en el sur lucense, la Consellería de Medio Rural se encarga de estas actuaciones en los de Monforte, Bóveda, O Saviñao, O Incio y Carballedo. La tarea corre a cargo de la Consellería de Medio Ambiente en los de Chantada y Sober. En Quiroga, Taboada y Folgoso do Courel, la labor está encomendada a los grupos de emergencias supramunicipales.

Por otro lado, A Pobra do Brollón, Ribas de Sil y Pantón tienen la categoría de «concello colaborador» en estos planes, lo que significa que han recibido algunos equipos de protección -trajes y máscaras- para que los operarios municipales los utilicen en caso de que sea necesario retirar nidos de velutina. Asimismo, los ayuntamientos de Quiroga, Folgoso do Courel y Pantón disponen de pértigas cedidas por la Xunta para recoger y destruir los nidos que puedan aparecer en árboles o edificios. Desde la Consellería de Medio Rural recuerdan por otra parte que cualquier persona que aviste un nido que crea que pueda ser de la especie invasora tiene la posbilidad de avisar llamando al teléfono gratuito 012.

Posibilidades de expansión

En fechas recientes, Gonzalo Clavo, veterinario adscrito a la Asociación Galega de Apicultores y propietario de colmenas en O Saviñao, apuntó que es probable que este año la presencia de la velutina se asiente en el sur de la provincia, teniendo en cuenta la experiencia de otras comarcas en las que esto ha sucedido dos o tres años después de producirse las primeras detecciones. No obstante, Clavo puntualizó que todavía es pronto para saber si la especie se aclimatará a este territorio, ya que soporta mal tanto el tiempo frío como los períodos muy cálidos y secos. Hasta ahora, en Galicia se ha expandido mucho más por las áreas costeras, puesto que prefiere los climas húmedos y de temperaturas suaves. Por ello no parece probable que en el sur lucense llegue a ser una plaga y a causar daños importantes a la apicultura y la fruticultura. Por el momento en la zona no se han registrado perjuicios de este tipo.

Asimismo, Gonzalo Clavo considera que para combatir la expansión de la especie es preferible capturar y eliminar las avispas reinas durante la primavera -antes de que puedan fundar nuevas colonias- que destruir más adelante los nidos que ya están desarrollados.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Arranca en Bóveda el reparto de trampas de velutina en el sur lucense