Charlie ya tiene sus refuerzos

El Atlético Escairón incorpora a la plantilla a David Calo y a Rubén Castro

.

monforte / la voz

El entrenador del Atlético Escairón tiene los dos refuerzos que quería. Charlie fue claro en las últimas horas, instando a la directiva a acometer un mínimo de dos fichajes para afrontar con garantías una segunda vuelta que se presume complicada, sobre todo por la situación que tiene el cuadro de O Saviñao en la clasificación del grupo norte de la Preferente Autonómica. Actualmente, tan solo lo separa un punto de los puestos de descenso directo.

Las dos incorporaciones son el centrocampista Rubén Castro -en la imagen sobre estas líneas- y el delantero David Calo. Este último repite, ya que su primera etapa como jugador del Atlético Escairón la inició la pasada temporada en el mes de enero. El ariete certificó una gran segunda vuelta, con ocho goles, contribuyendo a que el equipo lograra la mejor clasificación de su historia.

Con la presencia del delantero, Charlie soluciona uno de los déficits del equipo, que no es otro que la falta de pegada. El delantero es un auténtico trotamundos del fútbol. Comenzó en el Areosa, dando el salto a continuación al Rápido de Bouzas. Pasó por el Choco, Alondras, conjunto desde el que dio el salto al fútbol extremeño -en esta tercera categoría jugó con el Badajoz-. En su regreso a Galicia fichó por el Negreira, pasando luego al Céltiga, Areas, Pontevedra B y Ourense CF. Fue máximo goleador de Tercera División en su etapa como futbolista del Boiro, con el que marcó veintiséis goles.

Calo explica como se fraguó su regreso al equipo de O Saviñao. «No verán funme a Italia ao Civitanovese, pero aí só estiven un mes, porque tiven problemas co contrato. Logo víñenme e xogueis dous meses no Alerta, e agora estaba esperando ofertas, e chegou a do Escairón. Como amosaron moito interese en ficharme, o martes pola noite dinlles unha resposta afirmativa», indica Calo, que se incorpora mañana a los entrenamientos del equipo.

El delantero admite que la situación del Escairón es diferente a la de la campaña pasada, pero confía en darle la vuelta. «Isto é reversible, porque queda toda unha segunda volta», concluye Calo, que cuenta con 31 años.

Por lo que respecta a Rubén Castro, se trata de un centrocampista con características defensivas, al que conoce perfectamente Charlie, con el que coincidió en la SD Sarriana. Precisamente, la presencia del técnico en el banquillo del Escairón fue clave para que aceptara la oferta. «Charlie amosou moito interese en ficharme, e aceptei. Intentaremos axudar ao Escairón a saír da zona baixa. É posible, porque queda a segunda volta, e podemos dicir que comezamos de cero», señala el centrocampista sarriano.

Además de jugar en la SD Sarriana, Rubén Castro fue futbolista del Páramo. Desde el final de la pasada temporada, el jugador, de 34 años, estaba sin competir. Castro ya entrenó el martes con el equipo y lo volverá a hacer esta noche. El cuadro de O Saviñao prepara con intensidad la final de este fin de semana ante el San Tirso. Para este partido son bajas Alami, Caio, Dafonte y César.

 

 

Votación
0 votos
Comentarios

Charlie ya tiene sus refuerzos