Las viñas de Quiroga y Taboada no se verán afectadas por la zona BIC

La Xunta cita al consello regulador de Ribeira Sacra para exponerle la propuesta


MONFORTE / la voz

«Os 21 concellos van estar dalgún xeito na futura candidatura a Patrimonio da Humanidade», aseguraba el alcalde de Sober y presidente del consorcio de turismo, Luis Fernández Guitián, en octubre del 2015. Entonces trascendía el mapa inicial, que unos veían excesivo y para otros se quedaba corto. Finalmente, será el dibujo de la propuesta que se trasladará en su momento a la Unesco. Todos los municipios de la Ribeira Sacra estarán representados de algún modo en la candidatura. Pero participarán, como se preveía, con distintos niveles de protección. Trece entran en la zona de ribera donde la consideración de Bien de Interés Cultural (BIC) repercutirá en mayor medida. Del lado lucense, apenas tendrá incidencia en las viñas de Quiroga y Taboada.

Los alcaldes de los municipios de Lugo y Ourense que integran el consorcio de turismo fueron informados ayer de este y otros detalles de la candidatura en una reunión en Santiago que presidió el conselleiro de Cultura. Al encuentro asistieron representantes de las diputaciones de Lugo y Ourense, del Inorde y del consejo regulador de la denominación de origen Ribeira Sacra. Las explicaciones corrieron a cargo de responsables de la Dirección Xeral de Patrimonio.

Los contactos proseguirán de forma escalonada hasta el próximo mes de diciembre, cuando la consellería espera que el expediente de declaración de BIC pueda estar listo para su exposición pública. Cultura citó este lunes al presidente y a los vocales del consejo regulador de Ribeira Sacra, para abordar los aspectos de la candidatura que afectan al sector vitícola.

En la reunión de ayer, los responsables de Patrimonio insistieron en que solo se someterán a su aprobación aquellas actuaciones en los viñedos que alteren de forma sustancial el paisaje en bancales. A partir de ese día se celebrarán nuevos encuentros con los alcaldes, que serán convocados en grupos por la consellería. Los regidores de Monforte, Sober, Nogueira de Ramuín y A Peroxa deberán acudir a Santiago el día 10 de octubre.

Límites en el Miño y el Sil

La delimitación del Bien de Interés Cultural establece, tal y como se había avanzado, diferentes niveles de protección que quedan ahora más definidos. Del lado de Lugo solo habrá zona BIC propiamente dicha en las riberas de A Pobra do Brollón, Carballedo, Chantada, Monforte, O Saviñao, Pantón, Ribas de Sil y Sober. Todos los municipios tendrán cabida en la declaración de paisaje cultural, pero en el caso de Quiroga y Taboada solo se verán afectados lo que la Xunta llama «exoámbitos». Bajo ese término se incluyen monumentos situados en la periferia de la candidatura «que axudan a definir os valores extraordinarios da zona». Es el caso, por ejemplo, del túnel de Montefurado.

Al norte, los límites de la candidatura se sitúan en las parroquias de Pesqueiras (Chantada) y Rebordaos (O Saviñao), en la ribera del Miño. Por el sur, en la cuenca del Sil, la zona de ribera intermedia o de «amortiguación» y la que será BIC -donde se aplica el mayor nivel de protección- comienzan en Torbeo (Ribas de Sil) y Vilachá de Salvadur (A Pobra do Brollón).

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Las viñas de Quiroga y Taboada no se verán afectadas por la zona BIC