El espectáculo de Vilasouto medio vacío

Este embalse construido en 1969 solo tiene en restos momentos tres hectómetros cúbicos, el 17% de lo que puede acumular


monforte / la voz

Viejos muros de piedra prácticamente intactos, caminos todavía perfectamente marcados, árboles perfectamente asentados en sus raíces... el bajo nivel del embalse de Vilasouto regala estos días estampas curiosas. Casi medio siglo después del llenado de este embalse, cuya construcción terminó en 1969, la antigua vegetación arbóresa de sus orillas y las construcciones agrarias siguen en pie, como se puede ver estos días.

Las últimas  lluvias días no han conseguido todavía cambiar el aspecto que presenta este embalse de Vilasouto, poco habitual incluso para el último tramo del verano. Este embalse que retiene en el municipio de O Incio el agua del río Mao para su uso en el regadío val de Lemos se encuentra en estos momentos al 17% de su capacidad. Puede tener hasta veinte hectómetros cúbicos de agua, pero en estos momentos acumula solo tres. La temporada de riego acaba de terminar y los usuarios han restringido mucho su uso, pero aún así Vilasouto ha llegado exhausto al mes de septiembre.

La sequía amenaza prados y explotaciones ganaderas de Lugo Los efectos de la falta de lluvia son más que palpables entre los ganaderos a los que les cuesta más producir la leche
Votación
16 votos
Comentarios

El espectáculo de Vilasouto medio vacío